La cultura odiosa del lacito rosa

Vaya por delante que, si he escogido el adjetivo «odiosa» para describir la cultura del lacito rosa no es por las voluntarias que se implican

De Montjuic a Plaza Sant Jaume

Ayer fui a Barcelona con el fin de asistir a la convocatoria que me llegó vía e-mail de parte del Proceso Constituyente. El acto de

La Venus del calimocho

Las noticias vienen y se van como las olas del mar en la playa. Si la actualidad había escrito unas cuántas rayas en la arena,

NOTICIAS MÁS LEÍDAS