Elies Campo durmió en el colegio electoral del ‘Casinet d’Hostafrancs’ y llevó allí una urna el 1-O

El coordinador del ‘Catalangate’ creó muhas webs espejo del referéndum para sortear el bloqueo por parte de la autoridad judicial de la que creó el gobierno de la Generalitat

El coordinador del informe sobre espionaje de cargos, dirigentes y personalidades independentistas distribuido por Citizenlab y bautizado como Catalangate, Elias Campo, se desplazó desde Palo Alto, en California, a Cataluña en otoño del 2017 y la noche del 30 de septiembre al 1 de octubre la pasó en el Casinet de Hostafrancs con un centenar de personas para que no se impidiese la apertura del colegio electoral del referéndum sobre la independencia de Catalunya organizado por el gobierno de la Generalitat. Además, fue el encargado de introducir una de las urnas que se usaron en el referéndum tal y como exhibió en un mensaje de Twitter publicado seis meses después.

En su perfil de Twitter, creado en abril de 2008, Campo subió en otoño de 2017 y en los primeros meses de 2018 cientos de mensajes de apoyo al referéndum primero y después a los dirigentes independentistas encarcelados o huidos al extranjero a raíz de su celebración y la declaración de independencia posterior. El 11 de septiembre de 2017, escribió un mensaje en el que explicaba: “A punto de volar desde Palo Alto, Silicon Valley, a la Diada 2017 de Barcelona. Papeleta incluida”. Y adjuntaba la fotografía de una mano que aguantaba dos papeletas. Una era para él. El otro no se sabe, porque su compañera tiene la nacionalidad estadounidense.

El mismo día ya estaba en Barcelona. “15 horas después, llegado a la Diada 2017”, escribió adjuntando una fotografía de la manifestación llena de banderas esteladas. A partir de ese día se dedicó a crear portales alternativos para sortear el bloqueo que la autoridad judicial hizo del que creó el gobierno de la Generalitat para promover y facilitar la participación en el referéndum. El 13 de septiembre escribía: “La Guardia Civil española ha bloqueado la web del referéndum. Aquí hay una de espejo”. Citaba una pero en otros mensajes explicaba que iba creando nuevas con dominios como works/fun/party/ninja/observer/legal/fyi/guru o love. Y comentó: «Internet no se puede acabar de apagar». “Dicen que pueden salir copias como churros”, comentaba con orgullo.

En los días previos al referéndum fue subiendo mensajes a Twitter de apoyo y promoción a la consulta independentista. El 15 de septiembre, por ejemplo, dedicó una veintena de tuits a esparcir el comunicado de varios diputados daneses que pedían que se autorizara la consulta. El 16, agradecía a la empresa Cloudfare que hospedase webs espejo alternativas. El 17, distribuía unas imágenes de los alcaldes adheridos al referéndum que se reunieron en el Palau de la Generalitat y el 19 lamentaba que también censurasen las webs espejo. En este último etiquetaba a Pere Mas, actual director del programa FAQS de TV3, que le invitó este sábado 23 de abril para que explicase su trabajo como coordinador del informe sobre el espionaje a los independentistas.

El 1 de octubre, hizo tres tuits unidos por un hilo: “Esta noche estoy durmiendo en un colegio electoral con cien personas en Barcelona, ​​juntándome con miles de personas que hacen lo mismo en más de 2.000 colegios electorales en toda Cataluña. Los estamos protegiendo para que no los cierren. Nunca imaginé que podría encontrarme en una situación como esta”. En otro mensaje mostraba una fotografía donde se veían dos bolsas negras y en una de ellas estaba escrito “Casinet d’Hostafrancs (Sants)”. El contenido lo explicaba Campo: “¡El desayuno ha llegado puntual a las siete y veinte!”.

El 1 de abril del 2018, conmemoraba esa noche patriótica con un mensaje escrito en inglés donde decía: “hoy hace seis meses tuve el honor de llevar una urna dentro de un colegio electoral para el referéndum por la independencia de Cataluña”. Y añadía un vídeo de tres segundos donde, efectivamente, se le veía introduciendo la urna envuelta con un plástico negro en el recinto del Casinet de Hostafrancs rodeado de gente que le aplaudía entusiasmada.

Cuatro años después, la presidenta de la Assemblea Nacional Catalana, Elisenda Paluzié, dijo en la rueda de prensa que esta plataforma, Òmnium Cultural, ERC, JxCat y la CUP organizaron en el Parlamento europeo para denunciar el espionaje que dicen haber sufrido , que sin Elies Campo, “sin su entrega y profesionalidad hoy no estaríamos aquí”.

Facebook
Twitter
WhatsApp

avui destaquem

Deja un comentario

NOTAS ESPECIALES

Noticias más leídas