El autor del informe del ‘Catalangate’, un héroe independentista admirador de Carles Puigdemont

Elies Campo votó el 1 de octubre, se fotografió con Quim Torra y cree que el expresidente huido representa “integridad, determinación, compromiso, ternura, amor al país ya sus ciudadanos”

El autor del informe del laboratorio de la Universidad de Toronto que se dedica a la investigación en cuestiones políticas, nuevas tecnologías, seguridad global y derechos humanos Citizenlab, bautizado como Catalangate es un entusiasta del proceso independentista y, especialmente, del ex presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont. Se trata de Elies Campo, un emprendedor nacido en Barcelona en 1983, que estudió en la escuela Proa, no terminó la carrera de Telecomunicaciones que empezó en La Salle, centro dependiente de la Universidad Ramon Llull, y que se trasladó a Estados Unidos con dos hermanas para estudiar inglés y trabajó primero en Whatsapp y después en Telegram. En sus mensajes de Twitter de los años 2017 y 2018 expresaba su apoyo al referéndum del 1 de octubre y el rechazo al encarcelamiento de los dirigentes independentistas que le convocaron. Desde 2019 está investigando este Catalangate en colaboración con Citizenlab, aunque en su linkedin hace constar que sólo trabaja allí desde enero de este año como ‘fellow‘.

Elisenda Paluzié, presidenta de la Assemblea Nacional Catalana, explicó en la rueda de prensa que organizaron esta entidad, Òmnium Cultural, ERC, JxCat y la CUP el pasado martes en el Parlamento europeo, que estaban allí gracias a Elies Campo. “Sin él, sin su entrega y profesionalidad hoy no estaríamos aquí”, dijo Paluzié. Volvió a agradecer su trabajo en la entrevista que le hizo Xavier Graset en el programa Més 324 del pasado jueves. Elies Campo fue durante años una voz muy reclamada desde los medios de comunicación catalanes. Intervino en el programa Divendres y en No pot ser, de TV3, y en Generació digital, Popap y Revolució 4.0 de Catalunya Ràdio. También ha sido entrevistado en RAC1, La Vanguardia, donde Víctor Amela le dedicó una Contra, el ARA, El País, El Confidencial o ABC. También ha participado en actos organizados por el gobierno de la Generalitat, como uno de los ‘desayunos de financiación de ACCIÓ’, organismo que ahora depende del departamento de Empresa i Treball. Este acto se celebró el 21 de octubre de 2020, cuando Ramon Tremosa era el consejero responsable de esa entidad.

Sin embargo, Elies Campo no estuvo en la rueda de prensa de los independentistas en Bruselas para denunciar las infecciones de sus teléfonos móviles. Pese a los elogios de la presidenta de la ANC, su interés demostrado por aparecer en los medios de comunicación y la importancia evidente de conocer cómo ha elaborado el Catalangate no ha concedido la primera entrevista hasta este viernes. Se la ha hecho Antoni Bassas por el ARA y fue una conversación entre compañeros independentistas donde el único dato nuevo que aportó Campo fue que la persona que más ataques había recibido era David Bonvehí, presidente del PDeCAT, partido que no fue invitado a la performance de Bruselas. Bassas le agradeció su trabajo pero no le preguntó sobre su implicación ideológica en esa investigación.

El 11 de septiembre, Elies Campo publicó un mensaje en Twitter donde decía que estaba “a punto de volar desde Palo Alto, Silicon Valley, a la Diada 2017. ¡Papeleta incluida!”. Y enseñaba dos de las que se utilizaron en el referéndum del 1 de octubre. En abril de 2018, recordaba el día de la votación con otro tuit: “Hoy hace seis meses que tuve el honor de llevar una urna al colegio electoral para el referéndum sobre la independencia de Catalunya”. Agradecía, además, el trabajo del gobierno catalán e incluía hastags pidiendo la libertad de los presos políticos catalanes y de Puigdemont”.

En otros mensajes mostraba su presencia en la Diada del 2017, las cartas que estaba a punto de enviar a los presos o el lazo amarillo que había puesto en su casa, en San Francisco, el día de diciembre de ese año que no pudo acudir a la manifestación organizada en Bruselas de apoyo a los dirigentes independentistas privados de libertad o huidos en el extranjero. También distribuyó por Twitter los videos Help Catalonia, de Òmnium Cultural, y 20-S, de Mediapro. A Puigdemont le dedica unos cuantos mensajes. En uno, de junio de 2018, recuerda que un año antes el expresidente anunció la fecha del referéndum del 1 de octubre. En otro, eligió la foto que considera la mejor que le han hecho en su palacio de Waterloo. El 6 de noviembre de 2017 creyó que era un buen momento para recordar el día que Puigdemont acompañó a la guitarra al cantante de Sopa de Cabra, Gerard Quintana, en la interpretación de Camins. “Piel de gallina, Presidente”, escribió.

Campo se fotografió con Quim Torra cuando, como presidente de la Generalitat, visitó Estados Unidos en 2019. No ha publicado ninguna foto con Puigdemont pero su admiración la tradujo en palabras poco antes de las elecciones al Parlament del 21 de diciembre de 2017. Comentando un vídeo de campaña de la candidatura de JxCat donde se veía a Puigdemont caminando por un parque, hizo esta reflexión: “Presidente @KRLS nos mira directamente a los ojos. Integridad, determinación, compromiso, ternura, amor al país y a sus ciudadanos. Cuántas cosas llega a transmitir una simple mirada cuando es sincera”. Se entiende el entusiasmo con el que Elies Campo se entregó a la causa que Puigdemont y el independentismo han convertido en un nuevo campo de batalla contra la democracia española.

(Visited 2.155 times, 1 visits today)
Facebook
Twitter
WhatsApp

avui destaquem

Deja un comentario