Rosell ratifica la querella por la operación Cataluña y pide al juez que «vaya hasta el fondo»

La defensa del expresidente del Barça espera que se cite a Villarejo y abre la puerta a ampliar la querella

    El expresidente del FC Barcelona Sandro Rosell en la entrada de los juzgados de Madrid (ACN, Andrea Zamorano)

    El expresidente del FC Barcelona Sandro Rosell ha declarado este miércoles en el juzgado de instrucción número 13 de Madrid para ratificar la querella que ha presentado como afectado por la operación Cataluña. En la salida, el abogado de Rosell, Pau Molins, ha explicado en declaraciones a los medios que su cliente ha pedido al titular del juzgado, Hermenegildo Barrera, que «vaya hasta el fondo, caiga quién caiga».

    Molins ha relatado que el juez ha pedido aclaraciones a Rosell sobre la denuncia y ha preguntado por otras personas que aparecen citadas o tienen vinculación con el caso del expresidente del Barça, como la expresidenta del PP catalán Alícia Sánchez-Camacho o la magistrada Carmen Lamela. El abogado ha celebrado que un juzgado haya aceptado investigar los hechos y ha defendido que, «por el bien de la justicia» del Estado español, «conviene limpiar las cloacas del Estado».

    Molins ha recordado que Rosell estuvo casi dos años en prisión preventiva siendo víctima de esta trama y siendo «absolutamente inconsciente» de lo que pasaba. «Él sospechó que no era una cuestión jurídica, que iba más allá, pero ha tenido que esperar casi seis años para averiguar cuál era la verdadera motivación que se escondía detrás de imputaciones que no eran correctas», ha dicho Molins.

    Es la primera vez que la justicia española acepta una denuncia por la supuesta guerra sucia contra personas vinculadas al independentismo. Ahora, Molins espera que el juez cite al excomisario de la Policía Nacional José Manuel Villarejo y ha apuntado que, en función de lo que explique, se podría ampliar la querella.

    Por ahora, la denuncia de Rosell va dirigida contra Villarejo, el ex inspector y socio de Villarejo Antonio Jiménez Raso, el inspector de la UDEF Alberto Estévez y un exagent del FBI destinado a la embajada norteamericana en Madrid, Marc Varri, y es por los delitos de organización criminal, falsedad en documento oficial, denuncia falsa, detención ilegal y malversación de fondos públicos, puesto que buena parte de los trabajos se habrían pagado con cargo a los fondos reservados del Ministerio del Interior.

    Otras querellas similares

    Molins ha explicado que hay al menos seis querellas más en los juzgados ordinarios de Madrid de afectados por la trama parapolicial y ha pronosticado que se presentarán más cuando se ha aceptado la de Rosell. El abogado ha opinado que sería «lógico» que si se aceptan otras se acaben unificando en una «gran causa sobre la operación Cataluña».

    (Visited 108 times, 1 visits today)
    Facebook
    Twitter
    WhatsApp

    avui destaquem

    Deja un comentario