¿Qué éxito celebra el ‘laurismo’?

Laura Borràs - Foto: Parlament de Catalunya, Sergio Ramos Ladevesa

La expresidenta del Parlamento catalán y presidenta de Junts, Laura Borràs, se mantiene desde hace meses en un segundo plano político, con Carles Puigdemont como presidenciable del partido el 12-M y, antes, como cabeza visible durante las negociaciones con el PSOE por la ley de amnistía.

Sin embargo, Borràs y otros juntistas prominentes de los últimos años afines a ella tienen un motivo de alegría la víspera de Sant Jordi: la consolidación de Lletres al Parlament, una iniciativa de la Institución de las Letras Catalanas (ILC) que se puso en marcha cuando la líder juntista era su directora.

Aparte de ella, se han encargado de destacarlo Aurora Madaula y Francesc de Dalmases, diputados esta última legislatura que, al igual Borràs, parecen haber perdido impulso y que han participado en la lectura de fragmentos de autores como Montserrat Vayreda, Joan Salvat-Papasseit, Vicent Andrés Estellés y Àngel Guimerà.

Madaula, que hace unos meses acusó al grupo parlamentario de Junts de acoso y de «violencia silenciosa», ha pasado del 10º lugar por Barcelona de 2021 a desaparecer este año de las listas.

Borràs, condenada a cuatro años y medio de prisión y 13 de inhabilitación por la adjudicación irregular de contratos de la ILC, ha desaparecido de la candidatura cuatro años después de haberla encabezado a efectos prácticos, ya era la número 2, pero Puigdemont no habría optado a la investidura pese a ser el número 1.

En cambio, sí que se mantiene en la lista electoral De Dalmases, que fue sancionado por el Parlamento de Cataluña por infringir el código de conducta de la cámara, ya que se concluyó que había intimidado a una periodista a la que recriminó cómo se había hecho una entrevista a Borràs en TV3. Este diputado ha pasado del 15º puesto al 18º por Barcelona.

(Visited 140 times, 1 visits today)
Facebook
Twitter
WhatsApp

avui destaquem

Deja un comentario