El Barça se apunta a la Superliga presidida por Florentino Pérez

La entidad azulgrana y once clubes europeos más fundan una nueva competición que cuenta con el rechazo de la FIFA y de la UEFA

La entrada a las oficinas del Barça

Doce clubes del fútbol europeo -el Barça, el Milan, el Arsenal, el Atlético de Madrid, el Chelsea, el Inter de Milán, la Juventus, el Liverpool, el Manchester City, el Manchester United, el Real Madrid y el Tottenham- anunciaron la medianoche de este domingo que han creado una nueva competición deportiva: la Superliga. El presidente de esta nuevo torneo, que nace con el objetivo de ser la mejor competición deportiva mundial, será el presidente del Real Madrid, Florentino Pérez, mientras que las vicepresidencias las ostentarán el presidente de la Juventus, Andrea Agnelli, y el del Manchester United, Joel Glazer.

Sin embargo, la Superliga cuenta con el rechazo frontal de la UEFA y de la FIFA. El primer organismo ya ha anunciado que «estudiaremos todas las medidas a nuestro alcance, a todos los niveles, tanto judiciales como deportivos» para frenar la creación de este proyecto deportivo que «se basa en el interés propio de unos pocos clubes en un momento en que la sociedad necesita más que nunca la solidaridad.»

La UEFA considera que el fútbol se fundamenta en «competiciones abiertas y méritos deportivos» y ha recordado que la FIFA, las federaciones inglesa, española e italiana, y sus respectivas ligas profesionales prohibirán a los equipos que participen en la Superliga jugar en cualquier competición nacional, europea o mundial y que es posible que los futbolistas de estos equipos no puedan jugar con su selección nacional.

A pesar de estas advertencias, los equipos fundadores de este nuevo torneo han remarcado que «esperan mantener conversaciones en breve con UEFA y FIFA con el fin de buscar las mejores soluciones para la Superliga y para el conjunto del fútbol mundial.»

El comunicado de los doce equipos también señala que «la pandemia ha revelado que una visión estratégica y un enfoque comercial son necesarios para aumentar el valor y las ayudas en beneficio de la pirámide del fútbol en su conjunto» y que «en los últimos meses se ha mantenido un diálogo intenso con los órganos de gobierno del mundo del fútbol sobre el futuro formato de las competiciones europeas». En este sentido, los clubes fundadores creen que «las soluciones propuestas por los reguladores no resuelven las cuestiones fundamentales, que pasan tanto por la necesidad de ofrecer partidos de más calidad como por obtener recursos financieros adicionales para el mundo del fútbol».

Los equipos fundadores de la Superliga afirman también que la competición será sostenible y que conllevará una mayor solidaridad que los actuales torneos europeos: «Este nuevo torneo anual proporcionará un crecimiento económico significativamente mayor, lo que permitirá apoyar el fútbol europeo a través de un compromiso a largo plazo, que las aportaciones a la solidaridad, crezcan en línea con los ingresos de la nueva liga europea. Los pagos de solidaridad serán mayores que los actualmente generados por el sistema europeo de competición y se prevé que superen los 10.000 millones de euros a lo largo del periodo de compromiso de los Clubes. Por otra parte, la nueva competición se construirá con criterios financieros de sostenibilidad, ya que todos los Clubes Fundadores se comprometen a adoptar un marco de gasto. A cambio de su compromiso, los Clubes Fundadores recibirán, en conjunto, un pago de una sola vez de 3.500 millones de euros dedicado únicamente a emprender planes de inversión en infraestructuras y compensar el impacto de la pandemia de la Covid.»

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp

NOTÍCIES RELACIONADES

avui destaquem

Deja un comentario

Notícies més llegides