La jugada de ERC con los presos independentistas

Los presos independentistas estuvieron con el proceso de petición del tercer grado durante semanas. Las juntas de los centros penitenciarios dieron su visto bueno a la concesión de los permisos, y los técnicos del Departamento de Justicia tenían semanas para aportar su resolución y aplicar, en caso afirmativo, el tercer grado. Pero, casualmente, y seguro que fruto de todas las casualidades, la resolución de Justicia -en manos de Esquerra- llegó el día que comenzaba la campaña electoral, lo que provocó que el pasado viernes salieran todos y se pasaran el fin de semana de mitin en mitin. Con este calendario -que nadie identifica con nada que no sea un proceso ordinario-, los independentistas se aseguraban que los presos podrían participar en los actos al menos un fin de semana, incluso contando que la Fiscalía podía recurrir la decisión y los presos terminar volviendo a la cárcel.

Pero la jugada es aún mejor para ERC, que dejó a Carme Forcadell unos días más en la cárcel mientras, oficialmente, seguía tramitando la petición, y así, con un proceso diferenciado, quizás la expresidenta del Parlament la pueden tener en los mítines un poco más de tiempo. Y es que en ERC han visto como todas las «casualidades del mundo» se han alineado para garantizar la presencia de sus presos en todos los mítines de la campaña.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp

NOTÍCIES RELACIONADES

avui destaquem

Deja un comentario

Notícies més llegides