Gerard Esteva preside sociedades satélite de la UFEC de la que es presidente

Un grupo de empresas se aprovecha de los negocios que genera esta entidad que aglutina las federaciones deportivas catalanas
Gerard Esteva

Alrededor de la UFEC (Unió de Federacions Esportives Catalanes), en apariencia una inmaculada institución que cumple su propósito de dar voz y un poder relativo a la clase directiva de las federaciones, ha crecido un monstruo en el cual los límites de su naturaleza de servicio sin ánimo de lucro, presidida y dirigida por una junta de cargos honoríficos y no remunerados, se han desdibujado hasta prácticamente borrarse.

Gerard Esteva, además de presidente de la UFEC, ha ejercido cargos de presidente y de CEO en las cuatro sociedades mercantiles participadas por la UFEC a lo largo de los últimos años. Nombramientos que derivan de su condición de primer directivo de la UFEC. Así, Unifedesport Corredoria Assegurances SA, gestora de seguros y coberturas en el ámbito del deporte y de las mismas federaciones deportivas, presenta una cuenta de gastos de personal de unos 300.000 euros con una nómina no superior a los siete u ocho empleados.

Esteva ostenta el cargo de consejero delegado. También lo es de Gestufec, donde figura como presidente y consejero, liquidadora de una nómina de unos 25.000 euros. UFEC Gestió i Serveis, de la cual es igualmente presidente, consejero delegado y consejero, paga en nóminas más de 600.000 euros anuales. De Urban Esports Centres Esportius SL, que gestiona centros deportivos y está en un 100% participada por la UFEC, figura como presidente y consejero.

Por otro lado, hay indicios sólidos que relacionan la UFEC con Euncet Formació SL (Euncet Business School), especializada en cursos de gestión, marketing, comercialización, ventas, finanzas, innovación y operaciones del ámbito del deporte para un alumnado captado a través de la UFEC. Su presidente e impulsor no es otro que Rafael Niubó, ex­­secretario de Deportes de la Generalitat que fue, en su momento, un destacado miembro de ERC, mano derecha de Josep Lluís Carod-Rovira en tiempo de los gobiernos tripartitos.

Cómo que este conjunto de sociedades no recibe directamente subvenciones públicas, no están obligadas a hacer públicas sus gastos de alta dirección. Pero queda meridianamente claro, cuando se analiza lo que hay detrás de la UFEC, que los muchos negocios generados sobre la amplia base de afiliados, o clientes según cómo se mire, redundan en beneficio suyo, especialmente de los que forman el consejo de administración. Dicho de otro modo, no pueden cobrar por sus cargos en la UFEC aunque nada les impide que lo hagan para cumplir sus obligaciones y títulos societarios en este pequeño grupo de empresas impulsado a su día por el desaparecido David Moner, anterior presidente de la UFEC.

LEE EL ARTÍCULO ENTERO EN EL Nº 1385 DE LA EDICIÓN EN PAPEL DE EL TRIANGLE

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp

NOTÍCIES RELACIONADES

avui destaquem

Deja un comentario

Notícies més llegides