La Fiscalía quiere encarcelar a dos jóvenes por un juego químico

Un material tan peligroso como un petardo activa la apisonadora que vela por la 'seguridad'
sucre
sucre

Un poco de azúcar y de clorato sódico en un pequeño recipiente en el bolsillo, mezclado con un cacheo en la calle por parte de agentes de los Mossos d’Esquadra y el criterio de la Fiscalía, puede comportar un condena de cuatro años y medio de prisión para dos chicos catalanes.

Este caso de 2013, divulgado por la Directa, tiene todos los ingredientes para constituir un nuevo ejemplo de exceso en la represión de supuestos actos ilegales que, en el marco del auge de una particular doctrina de la seguridad, acaba pisoteando la libertad, si la versión de los hechos de los dos jóvenes, expresada mediante un web de denuncia, es cierta y no son absueltos.

Según su relato, el portador había olvidado durante meses que llevaba encima el pequeño recipiente después de que su tío, químico, le hubiera mostrado que se podía encender aquella sustancia como si fuera una cerilla. Por su parte, los agentes, en su atestado, dicen que los chicos «llamaron la atención» porque «fijaban su atención en las entidades bancarias y parkings», publica la Directa, cuando bajaban hacia las Ramblas el día de Sant Jordi de 2013.

Mientras que el letrado de los chicos intenta archivar un caso que considera «surrealista» porque la cantidad de sustancia era escasa y no comporta ningún riesgo, la Fiscalía pide una pena de cuatro años y seis meses de prisión después de que el análisis científico de los Mossos catalogara el contenido como «material explosivo» y el Juzgado de instrucción n. 28 de Barcelona abriera diligencias por un supuesto delito de tenencia de explosivos.

José Costa López, catedrático y profesor emérito de Ingeniería Química y decano del Ilustre Colegio Oficial de Químicos de Catalunya, ha dictaminado que una cantidad como la que llevaban los chicos sólo podría crear una pequeña llamarada sin onda expansiva, más débil que la de un petardo tan convencional como el popular trueno, pero el Ministerio de Defensa y los Mossos, en un informe conjunto, señalaron que «el comportamiento explosivo de la mezcla sin compactar, sin confinar y sin una iniciación adecuada, sólo con calor, es bastante débil y se puede clasificar como cercano a la deflagración«.

«Entre los indicios que llevan a los Mossos y a la jueza a imputar a los dos chicos está su participación una semana más tarde en la manifestación del día del trabajo», explica la web que protesta por este caso.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp

NOTÍCIES RELACIONADES

avui destaquem

Deja un comentario

Notícies més llegides