La compañía aérea Ryanair ha comunicado a los representantes de los trabajadores que pone en marca un expediente de regulación de ocupación que afectará alrededor de 512 trabajadores entre tripulantes de cabina y pilotos.

Este recorte de puesto de trabajo vendrá derivado del cierre, ya confirmado anteriormente, de Gran Canaria y Tenerife al cual ahora se suman también la bases de Lanzarote y Girona, que según el plan de la compañía dejarán de estar operativas el próximo 8 de enero.

Según ha informado el sindicato USO, que representa los tripulantes de cabina, el ajuste de personal planteado por Ryanair afectaría 512 empleados, que se desglosan en 164 en Girona, 156 en Tenerife Sur, 110 a Gran Canaria, y 82 en Lanzarote.

La Generalitat pedirá una reunión urgente con Ryanair para saber cuáles son los planes que la compañía tiene en el Aeropuerto de Girona Costa Brava.