La hermana del exprimer ministro Manuel Valls, ahora concejal del Ayuntamiento de Barcelona, Giovanna Valls, residente a la capital catalana, se ha unido a un grupo de vecinos para denunciar la fuerte oleada de criminalidad que asegura está sufriendo el barrio de Horta-Guinardó, tal como avanza 'Crónica Global'. Así, Giovanna se implica en la lucha vecinal contra los continuos delitos en su distrito.

Conocida para desvincularse públicamente del proyecto político de su hermano, Giovanna ha compartido varias publicaciones en Twitter con imágenes explícitas de peleas y destrozos a la ciudad de Barcelona, lamentando la situación y reclamando soluciones.

La que en su día haría estallar la polémica luciendo el lazo amarillo, criticando el artículo 155 y respondiendo a algún tuit de su hermano con expresiones como "flipo pepinos", ahora está harta de vivir, "a escasos metros de casa", verdaderas batallas campales como la de los vídeos que ha compartido a Twitter.

El perfil de Giovanna demuestra que no se trata de un hecho aislado. Ella misma publicaba anteriormente más vídeos de otras situaciones delictivas vividas en el distrito de Horta, que entraría pues en la lista de zonas conflictivas de la ciudad, donde figuran, por ejemplo, el Raval, la Barceloneta o la franja del Besòs-Maresme, donde los vecinos se manifiestan desde el pasado 17 de agosto para denunciar "olvido institucional".