Al menos siete espías rusos vinieron a Barcelona en avión durante el ‘procés’ independentista

Una investigación de 'El Periódico' y 'El Confidencial' revela más datos sobre los viajes de agentes de Rusia

    Denis Sergeev, alias Sergei Fedotov
    Denis Sergeev, alias Sergei Fedotov

    Al menos siete agentes del servicio de inteligencia militar de Rusia (GRU, por las siglas en ruso) viajaron a Barcelona durante los años del procés independentista, entre 2014 y 2019, según una investigación conjunta de El Periódico y El Confidencial. Los agentes serían integrantes de la Unidad 29155, la cual se encargaría de operaciones encubiertas en el extranjero relacionadas con el sabotaje y la desestabilización de los enemigos del líder ruso Vladímir Putin. Moscú, sin embargo, no ha reconocido nunca su existencia.

    Según los medios citados, el primer miembro de la unidad que llegó a Barcelona fue el teniente coronel Maksim Rodionov, que aterrizó en el aeropuerto de El Prat el 2 de marzo de 2014 y volvió a la capital rusa el 11 de marzo. Rodionov utilizó un pasaporte falso a nombre de Maxim Valerievch Smirnov, haciéndose pasar por un aspirante a realizador de documentales, como reveló el medio de investigación The Insider. Rodionov volvió a viajar a la capital catalana el 22 de julio de 2016, utilizando otra vez la identidad de Smirnov.

    En 2014, también se trasladó en Barcelona otro agente, Anton Vladimirovich Skvortsov, una identidad que también podría ser falsa, y el 1 de mayo de 2016 viajó otro espía, Aman Urazbayevich Yusupov, que volvió a Rusia el 14 del mismo mes. La pertenencia de Yusupov a la Unidad 29155 ha sido confirmada por los servicios de información occidentales.

    El cuarto agente que pasó por Barcelona fue Denis Vyacheslavovich Sergeev, un veterano del GRU con rango de general que utiliza el alias Serguéiev-Fedotov. Este aterrizó en Barcelona el 11 mayo de 2016 y, como reveló El País en 2019, volvió a Cataluña el 5 de noviembre de 2016 y, después, el 29 de septiembre de 2017, dos días antes del referéndum del 1-O.

    Otros dos supuestos agentes rusos, Alexey Kalinin y Mikhaíl Opryshko, volaron a la capital catalana en diciembre de 2016 y el diciembre de 2017, respectivamente. Años después, el 17 de diciembre de 2019, viajó a Barcelona María Vladimirovna Rusinova, una mujer a la que se relaciona con Andrei Vladimirovich Averyanov, considerado el jefe de la Unidad 29155 del GRU y responsable máximo de sus misiones encubiertas.

    (Visited 186 times, 1 visits today)
    Facebook
    Twitter
    WhatsApp

    avui destaquem

    Deja un comentario