Empieza el juicio al exazulgrana Dani Alves por agresión sexual

El futbolista se enfrenta a 12 años de prisión después de cambiar de versión en múltiples ocasiones

    El futbolista Dani Alves, en el banquillo de los acusados de la Audiencia de Barcelona por el juicio por agresión sexual (ACN)

    La Audiencia de Barcelona juzga desde este lunes al futbolista brasileño, ex del Barça, Dani Alves por la supuesta agresión sexual a una joven en una discoteca de Barcelona el 31 de diciembre de 2022. El jugador se enfrenta a una pena de 12 años de prisión y a una indemnización de 150.000 euros -que ya ha pagado- así como a diez años de libertad vigilada y diez años de prohibición o aproximación a la víctima. El juicio ha levantado una gran expectación mediática y se prevé que dure hasta la tarde del miércoles.

    En la sesión de este lunes, la defensa del brasileño ha pedido la nulidad del proceso judicial y del auto de prisión aduciendo que se han vulnerado los derechos fundamentales del futbolista. La abogada de Alves, Inés Guardiola, se ha referido a la vulneración a un juicio con garantías y justo, así como a la vulneración de la presunción de inocencia por el «juicio paralelo» en los medios de comunicación, circunstancias que han rechazado la Fiscalía, la acusación y también el tribunal, que considera que no existe esta «indefensión». Los magistrados sí que han aceptado, sin embargo, la petición de la defensa de que el jugador declare el último día del juicio, el miércoles, después de escuchar a todos los testigos y peritos.

    Alves está en prisión preventiva desde el pasado 20 de enero de 2023, hace más de un año, y aunque defiende su inocencia, ha cambiado de versión en múltiples ocasiones. El exdefensa azulgrana negó primero que conociera a la chica; después, dijo que el sexo fue instigado por ella, al haberle hecho una felación mientras él defecaba en el váter; y, posteriormente, explicó que fue una penetración vaginal consentida por los dos. En la última versión, el brasileño ha añadido que aquella noche bebió alcohol y que no era consciente de sus actos.

    A pesar de los intentos del futbolista de desacreditar la versión de la presunta víctima, las pruebas contra él son sólidas desde un inicio, y mientras que la acusación particular pide una pena de 12 años de prisión, la Fiscalía pide nueve. Según los forenses, la chica sufrió lesiones leves en la rodilla derecha y actualmente todavía tiene un trastorno por estrés postraumático de nivel elevado, y sigue en tratamiento psicológico. La versión de la joven se ha visto corroborada por varias cámaras de seguridad, testigos, huellas dactilares de ella en el baño, ADN de él en la ropa y la vagina de ella y lesiones que ella sufrió compatibles con su relato.

    (Visited 51 times, 1 visits today)
    Facebook
    Twitter
    WhatsApp

    avui destaquem

    Deja un comentario