Eduard Txesnokov, el eslabón periodístico de la trama rusa del ‘procés’

Entrevistó a Puigdemont en Komsomolskaia Pravda y publicó 23 artículos en 'Punt Avui' entre el 22 de septiembre de 2019 y el 22 de febrero de 2022, dos días antes de la invasión de Ucrania

Dos articles d'Edvard Txernokov a 'El Punt Avui'. El segon es va publicar dos dies abans de la invasió russa d'Ucraïna.

Edvard Txesnokov, subeditor de la sección de Internacional del diario Komsomolskaya Pravda, es el eslabón periodístico de la trama rusa del procés. Hizo de puente entre Carles Puigdemont, huido a Bélgica, y su periódico y llegó a entrevistarlo el 21 de enero del 2021. El título de aquella entrevista fue una frase del expresidente de la Generalitat : «Una Cataluña independiente también será amiga de Moscú». Txesnokov acompañó al jefe de la Oficina de Puigdemont, Josep Lluís Alay, en sus viajes y actos en Moscú para recabar apoyo para la causa independentista. Alay se retrató en las oficinas del Komsomolskaya Pravda frente a un gran retrato del presidente ruso, Vladimir Putin. El Punt Avui publicó colaboraciones mensuales de este periodista entre el 22 de septiembre de 2019 y el 22 de febrero de 2022, dos días antes de la invasión rusa de Ucrania.

En este último artículo, titulado “Guerra virtual real”, Txesnokov defendió la postura del Kremlin horas antes de la invasión y criticó la actitud de la comunidad internacional en el conflicto entre Rusia y Ucrania: “En cuanto a Estados Unidos, han demostrado que no les importa la democracia mundial, y menos las aspiraciones de la gente de Donetsk o de los propios catalanes. Sin embargo, sí aceptaron las propuestas de Kosovo en 2008 y de Ucrania en 1991 para obtener la independencia. ¿Por qué? Porque son mentirosos de dos caras que sólo piensan en sus intereses”.

Las comparaciones entre las regiones de Ucrania del Donetsk y Lugansk ocupadas por Rusia desde hace años y Cataluña son frecuentes en los artículos que Txesnokov publicó en el periódico catalán. También defiende las posturas independentistas y critica la represión policial del referéndum del 1 de octubre de 2017. El 27 de septiembre de 2020, en el artículo “Castigar una lengua por alta traición” escribía: “Para una gran mayoría de rusos, las regiones ucranianas de Crimea y el Donbass son regiones originariamente rusas donde hemos vivido desde hace siglos, y la anexión de 2014 fue la forma justificada de reunificar una nación descabezada. Seguro que los ciudadanos catalanes de a pie respetan las leyes internacionales, pero tienen una visión muy propia y concreta sobre el conflicto catalán-español. Ellos entenderán, por tanto, por qué yo también tengo mi visión personal sobre Crimea y Donbass”.

El 21 de febrero de 2021, en el artículo “La Cataluña de África Oriental”, volvía a criticar a la comunidad internacional por negarse a que Crimea fuese devuelta a Rusia tras el referéndum pro-ruso que se celebró allí en 2014 y decía que era «la misma comunidad internacional que apoyó la independencia de Kosovo pero que rechaza la de Cataluña o la de Somaliland». Dos meses después, en “Esquizocracia” escribía: “Salto atrás. 2017 y 2019, imágenes de la brutal represión policial contra las protestas democráticas en Cataluña. Más de 300 personas detenidas. La cámara enfoca a Josep Borrell que, de forma contundente, condena las violaciones de los derechos humanos e impone sanciones europeas… ¡Ay, no, esto último no es cierto! ¡Que no estamos hablando de Rusia!”. El 19 de julio, en “La guerra fría en el océano verde”, criticaba a Estados Unidos porque habían denunciado una acción represiva de las fuerzas de seguridad rusas en una región apartada del Ártico: “EEUU expresa su preocupación por ‘la agresión rusa en el Ártico’. Las de la policía española en Barcelona no parecen preocuparles tanto”.

Si alguien quiere seguir el trabajo de Txesnokov en Komsomolskaya Pravda encontrará sus artículos apoyando la invasión rusa de Ucrania ordenada por Putin. «Yemen se convertirá en un cementerio para el ejército estadounidense: los houthis dieron una respuesta formidable a la agresión del Pentágono», titulaba uno de sus artículos más recientes, el 15 de enero.

El Punt Avui es uno de los medios de comunicación independentistas que sustentan la tesis de que la trama rusa es una invención de las cloacas del Estado español. Desde la publicación de “Guerra virtual real”, dos días antes de la invasión rusa, encontró prudente no publicar más artículos del periodista que entrevistó a Puigdemont en Komsomolskaya Pravda y que fue su comentarista de confianza desde Moscú durante dos años y medio.

(Visited 210 times, 1 visits today)
Facebook
Twitter
WhatsApp

avui destaquem

Deja un comentario