H&M anuncia un ERE que afectará a 588 trabajadores y supondrá el cierre de 28 tiendas

La multinacional sueca también llevará a cabo un despido colectivo en las oficinas de Barcelona

    Manifestación de la CGT ante la tienda de H&M en el paseo de Gracia de Barcelona (cedida CGT)

    La multinacional sueca H&M ha comunicado este viernes a los sindicatos que llevará a cabo un «despido colectivo por causas organizativas, productivas y económicas» y que supondrá el cierre de 28 tiendas. Según el comunicado conjunto que CCOO y UGT han hecho llegar a los trabajadores de la empresa, el expediente de regulación de empleo (ERE) tendrá una «afectación inicial» de 588 trabajadores, y el proceso de negociación empezará el próximo mes de septiembre. El ERE en las tiendas se suma al despido colectivo que H&M ha anunciado este mismo jueves en las oficinas de Barcelona, la negociación del cual empezará la semana que viene.

    En el escrito, los sindicatos manifiestan que, «después de los procesos de movilización del año pasado y el acuerdo al cual se llegó», creen que «esta medida es demasiado agresiva», y apuestan por «buscar soluciones que no impliquen la pérdida de empleo». «Ambas organizaciones negociaremos con el objetivo puesto en el mantenimiento del mayor número de puestos de trabajo, minimizando los efectos de medidas tan duras como las planteadas por H&M», aseguran CCOO y UGT.

    Los representantes de los trabajadores recuerdan que la plantilla ya estaba «diezmada» a raíz del ERE que la multinacional sueca llevó a cabo hace solo tres años, en 2021, el cual supuso el despido de 349 personas y el cierre de múltiples tiendas, siete en Cataluña. Dos años antes, en 2019, H&M llevó a cabo otro despido colectivo y cerró seis tiendas en España, dejando sin trabajo cerca de 130 trabajadoras.

    Además de los problemas estructurales que la multinacional arrastra en las tiendas desde hace años -falta de personal, absentismo laboral, sobrecarga de trabajo, etc.- H&M tiene un conflicto abierto en los centros de atención al cliente. Estos últimos meses, la CGT ha convocado numerosas protestas y siete jornadas de huelga con el objetivo de mejorar las condiciones laborales y sociales del personal en relación con la carga y la intensidad del trabajo, la externalización, la digitalización «agresiva» y las condiciones retributivas.

    Hace un año la plantilla de atención al cliente de la compañía era de 270 trabajadores y han cerrado el año «con menos de 200 personas», lamenta el sindicato. En el centro de Barcelona, el pasado mayo, la empresa llevó a cabo un proceso de reestructuración que afectó a 36 trabajadoras, 17 de las cuales fueron despedidas, hecho que para la CGT supuso un paso más en el proceso de digitalización que la multinacional sueca quiere llevar a cabo.

    (Visited 79 times, 1 visits today)
    Facebook
    Twitter
    WhatsApp

    avui destaquem

    Deja un comentario