Simó considera un «error imperdonable» vincular los resultados de PISA a la inmigración

La consejera de Educación niega que se impongan metodologías y defiende la autonomía de los centros

    La consejera de Educación, Anna Simó, en el Parlamento de Cataluña (Jordi Garcia Monte)

    La consejera de Educación, Anna Simó, ha negado en una entrevista en el diario Ara que el departamento imponga métodos de aprendizaje a los centros educativos, y ha defendido la autonomía de cada escuela para elegir el que más se ajuste al alumnado. Además, la consejera ha considerado un «error imperdonable» atribuir los resultados del informe PISA a una sobrerrepresentación de la inmigración, como afirmó el secretario de Transformación Educativa, Ignasi Garcia Plata.

    Simó ha explicado que la semana pasada se dijo que había un problema de sobrerrepresentación de alumnado inmigrado en los informes PISA porque el Consejo Superior de Valoración «creyó que estaba», pero ha afirmado que «fue un error». En este sentido, la titular de Educación ha asegurado que este informe «no define al alumnado recién llegado del mismo modo que lo hace el Departamento»: «Nosotros lo que contamos es el alumnado que viene de fuera, no sus familias. Y aquí hubo un error, que es un error imperdonable», ha subrayado.

    La consejera ha insistido en el mensaje que ya dio al poco de conocerse los resultados del informe PISA: que aquellas pruebas son de 2022 y que las de competencias básicas de 2023 ya muestran indicios de mejora. También ha reiterado que las causas de los males resultados son diversas, y que una de las que influye es que Cataluña encabeza el ranking español de pobreza infantil.

    Por otro lado, Simó ha reiterado que hay que «volver a los básicos», reforzando matemáticas, catalán, castellano e inglés, pero ha evitado menospreciar a ninguna de las metodologías que se aplican actualmente, volviendo a indicar que cada centro escoge la que más se le ajusta. «Volver a los básicos no quiere decir más horas de mates para todo el mundo. Ni de lengua tampoco. Lo que quiere decir es personalizar el aprendizaje«, ha indicado la consejera de Educación, que ha defendido la autonomía de cada centro, porque las escuelas «ya saben qué tienen que hacer para reforzar a sus alumnos».

    Preguntada por metodologías innovadoras como el trabajo por proyectos, Simó ha explicado que el Departamento tiene programas de innovación, pero ha insistido en que los centros se acogen «si quieren». «Yo creo que ni una cosa es buena ni la otra es mala. Simplemente, se trata de adecuarse a las necesidades del alumno y esto lo saben mejor los centros que nadie. Por eso quiero dar el mensaje que confiamos en el sistema porque tiene unos buenos pilares», ha asegurado la consejera.

    (Visited 89 times, 1 visits today)
    Facebook
    Twitter
    WhatsApp

    avui destaquem

    Deja un comentario