Rezwana, Satrapi y ‘Noves veus de Terrassa’

En España han sido asesinadas 52 mujeres en 2023 en crímenes de violencia machista. En veinte años, han muerto asesinadas por violencia de género 1.237 mujeres. En Cataluña, la violencia machista se ha cobrado este año la vida de 14 mujeres. Se llamaban Ruth, Isabel, Sandra, Arantxa, Lida Esperanza, Francy, Kirsty, Carla, Elena, Ana, Rosa María, Laura, Irene y Beatriz. También tenían nombres y apellidos las mujeres asesinadas en España y en todo el mundo, donde la violencia de género está desgraciadamente presente.

Los medios de comunicación han publicado estos datos con motivo de la conmemoración del Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer. Los he visto en mi ordenador mientras tengo sobre la mesa dos libros que denuncian esa violencia. Uno es el que ha coordinado la ilustradora iraní Marjane Satrapi, cuyo título seguro que le sonará: “Mujer, vida, libertad” (Reservoir Books). Es el clamor que ha recorrido el mundo para protestar por el asesinato de Mahsa Amini en Teherán a manos de unos fanáticos representantes del poder que la golpearon porque no llevaba el velo como dicta una norma estúpida. El otro libro se titula «Rezwana, un expediente europeo» (Libros del K.0.). Es el nombre de una chica afgana que, en 2015, cuando tenía 13 años fue rescatada del mar cuando se hundió el barco de madera en el viajaba con más de trescientas personas que intentaban ir de Turquía a Grecia, donde esperaban encontrar un futuro mejor y más digna para sus vidas. Vidas que perdieron en el mar el padre, la madre y tres hermanos de Rezwana. Aquella niña tuvo que sufrir, además de la muerte de todos sus familiares más directos, los obstáculos que le han puesto en Europa para poder vivir allí donde quisiera y con la calidad y la dignidad que se merece cualquier persona. La periodista italiana Mariangela Paone reconstruye la tragedia de Rezwana y los ocho años que ha vivido en Grecia y Noruega en un ejercicio biográfico sobrecogedor y que nos avergüenza como europeos.

Marjane Satrapi dice al prólogo de “Mujer, vida, libertad” que con este libro, una maravilla que combina artículos con los cómics de diecisiete autores, ha querido explicar qué está pasando ahora en Irán y enviar un mensaje a los iraníes para que sepan que no están solos.

La solidaridad entre los humanos debe hacer posible que nadie esté solo. Ni las mujeres que sufren malos tratos, ni las niñas afganas que se quedan solas en Europa tras perder a la familia en medio del Mediterráneo, ni las iraníes que luchan contra una dictadura machista.

La solidaridad y la voluntad deben vencer todas estas injusticias. Voluntad como la exhiben los miembros de la Coral Noves Veus de Terrassa. Son personas laringectomizadas de la Fundació Oncolliga. Actuaron el sábado en el Hub Social Barcelona para cerrar la jornada «Celebra la vida» organizada por la Federación Catalana de Entidades contra el Cáncer (FECEC). Una jornada celebrada bajo el lema #después del cáncer. Escuchar a aquellas nueve personas sin laringe cantando “My way”, “Boig per tu”, “Aleluya”, “Clavelitos” o “Yo vendo unos ojos negros” era constatar que la mejor manera de vencer las injusticias y los golpes duros de la vida es no rendirse nunca y tener cerca, al lado, buena gente que nos ayude. La hay. Siempre la hay.

(Visited 81 times, 1 visits today)
Facebook
Twitter
WhatsApp

HOY DESTACAMOS

Deja un comentario