En 2021, Òmnium Cultural recortó en 2,7 millones de euros los gastos de su Plan de Trabajo

Los actos de la plataforma independentista, que se gastó 4,1 millones de euros en sueldos en 2020, tienen muy poca asistencia y repercusión en las redes sociales

El Plan de Trabajo de Òmnium Cultural, que establece los ejes, objetivos y acciones que centran su actividad anual, se redujo en 2,7 millones de euros el año pasado en comparación con el de 2020. El coste del Plan de Trabajo de esta plataforma independentista se disparó a partir de 2016. Ese año, costó 4,484 millones de euros. En 2017 subió algo hasta los 4,777 millones. El 2018 fue un salto importante hasta los 7,211 millones, pero el mayor salto lo dio entre el 2018 y el 2019, año en el que se situó en los 12,658 millones de euros. En 2020 todavía experimentó cierto crecimiento (13,059 millones de euros). Sin embargo, el año pasado retrocedió hasta los 10,360 millones de euros, por debajo, incluso de la partida del 2019.

En la Memoria de 2021 que Òmnium Cultural resume en el apartado de Transparencia de su portal de Internet se afirma que el 84% de sus ingresos proceden de las cuotas de sus socios, un 9% de donativos y patrocinios, un 6% de las actividades y servicios de pago que ofrece y un 1% de ayudas públicas y locales.

La entidad que ahora preside Xavier Antich tenía 189.820 socios en diciembre del pasado año, según su Memoria del 2021. En noviembre tenía 190.056. Es decir que, por fallecimiento o renuncia al carné, entre un mes y otro perdió 236 asociados. En la asamblea que eligió a Antich para sustituir a Jordi Cuixart al frente de la entidad sólo votaron 21.758 socios; aproximadamente uno de cada nueve de los que podían hacerlo.

En las cuentas auditadas correspondientes al año 2020, consta que se gastó 4,1 millones de euros en salarios de sus empleados, unos 200.000 euros más que en 2019. La plantilla de 2020 estaba formada por 108 trabajadores, 81 de los cuales estaban considerados ‘técnicos’ mientras que 27 tenían la categoría de jefes (19) o de directivos (8). La administración burocrática de Òmnium Cultural representa el 28% de sus gastos. El apartado de socios y las campañas de captación de fondos supone otro 16% mientras que a proyectos y campañas de propaganda se dedica el 56% del presupuesto. La entidad tiene hipotecada hasta el 2034 su sede central, en la calle Diputació de Barcelona. La deuda pendiente de pagar asciende hasta los 1,4 millones de euros. Tiene un total de 41 sedes repartidas por Cataluña.

Los datos que ofrece Òmnium Cultural en su página web muestran una entidad envejecida. Hay más socios mayores de 65 años que menores de 45. De menores de 30 años sólo hay un 9% de socios. La franja con mayor presencia es la de los 45 a los 65 años (un 45,3%). Casi uno de cada tres supera los 65 años.

El giro independentista de Òmnium Cultural ha hecho que perdiera a muchos socios que no comulgan con esta idea. Jordi Cuixart intentó compensar esta pérdida de asociados no independentistas con la campaña Lluites compartides, con la que quería acercarse a sectores sociales activistas que no simpatizan con la idea de la separación de Cataluña de España. La campaña no ha dado los frutos que se esperaba. Corren tiempos de pérdida de socios y recorte presupuestos en la entidad fundada en 1961 para promover, en pleno franquismo, la lengua y la cultura catalanas. Cuixart, por su parte, ha decidido trasladarse a vivir a Suiza por cuestiones relacionadas con su actividad empresarial.

Facebook
Twitter
WhatsApp

avui destaquem

Deja un comentario

Noticias más leídas

 

Desactiva tu adbloker en nuestra web para disfrutar el contenido

  1. Pulsa el icono del adblocker
  2. Selecciona «No actuar en páginas de este sitio web» (o similar). También puedes pulsar el botón «Activado para este sitio» o «Pausar adblocker».
  3. Pulsa el botón refrescar de tu navegador para ver el contenido completo.