Junqueras: «Nuestra respuesta tampoco fue entendida como plenamente legítima»

El líder de ERC dice que a pesar de pedir la amnistía "hay gestos que pueden aligerar el conflicto"

Puigdemont y Junqueras, durante una reunión del gobierno de la Generalitat
Puigdemont y Junqueras, durante una reunión del gobierno de la Generalitat

El presidente de ERC, Oriol Junqueras, afirma que las decisiones que se tomaron durante los días previos y posteriores al 1 de octubre de 2017 cuando se hizo la consulta independentista bajo el gobierno de Carles Puigdemont no fueron entendidas como legítimas por una parte importante de la sociedad catalana. En un artículo de opinión en el diario Ara, Junqueras afirma que «fue evidente que la reacción del Estado fue percibida por gran parte de la sociedad catalana como cada vez menos legítima y alejada de los principios democráticos», añadiendo que «al mismo tiempo, tenemos que ser conscientes que nuestra respuesta tampoco fue entendida como plenamente legítima por una parte importante de la sociedad, también de la catalana».

En este punto, Junqueras escribe que «en este sentido, quiero volver a extender la mano a todos aquellos que se hayan podido sentir excluidos, porque nuestro objetivo tiene que ser justamente el de construir un futuro que incluya a todo el mundo». El líder de ERC considera que «la independencia es la mejor herramienta para ayudar la gente de este país, pero las estrategias se tienen que adaptar a las circunstancias para ser ganadoras», y que «la conclusión es que nos hay que ser más; una mayoría incontestable, plural y transversal, que demuestre que gobierna bien y para todo el mundo, y que ponga en el centro de la agenda la resolución del conflicto político existente por vías democráticas».

Junqueras defiende que «hoy seguimos creyendo que la mejor vía para hacerlo, como siempre hemos defendido, es la vía escocesa. La vía del pacto y el acuerdo, la vía del referéndum acordado. Es la opción que genera más garantías y reconocimiento internacional inmediato. Porque sabemos que otras vías no son viables ni deseables en la medida que, de hecho, nos alejan del objetivo que hay que lograr». El líder de ERC considera que «para convertirnos en un estado es imprescindible construir una gran mayoría en Cataluña, pero también hay que ganarse la legitimidad en todas partes. La partida se juega adentro y afuera. Por eso, no renunciaremos nunca al diálogo ni a la negociación. Sería una ingenuidad creer que el diálogo político con el Estado dará frutos tangibles de forma inmediata, pero creer que podemos prescindir sería una irresponsabilidad carísima. Por mucho que se critique y se ridiculice, la tabla de diálogo y negociación entre gobiernos es un éxito en ella misma porque abre un espacio para la potencial resolución del conflicto».

El líder de ERC acaba su artículo defendiendo que «para nosotros, lo hemos explicado muchas veces y lo seguimos defendiendo sin matices, la amnistía es nuestra prioridad para acabar con la persecución judicial. La cuestión no acaba ni con los exiliados ni con los presos y presas políticas, sino que hay que hacerla extensiva al resto de las 3.000 personas que sufren causas judiciales. Pero, al mismo tiempo, Junqueras admite que «a pesar de esto, hay gestos que pueden aligerar el conflicto, paliar el dolor de la represión y el sufrimiento de la sociedad catalana, y cualquier gesto en la línea de la desjudicialitzación del conflicto ayuda a poder recorrer este camino».

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp

NOTÍCIES RELACIONADES

avui destaquem

Deja un comentario

Notícies més llegides