La filtración del contrato de Messi, un ataque a la línea de flotación de Carles Tusquets

Numerosas personas tenían acceso a este documento confidencial

La caza y captura contra de Carles Tusquets, el presidente de la Comisión Gestora del FC Barcelona, ha llegado a un punto de no retorno en el cual se cruzan peligrosamente disparos desde todos los ángulos. La publicación del contrato de Leo Messi por El Mundo este domingo ya se ha convertido en otra arma arrojadiza contra Carles Tusquets, quien no ha tardado en aparecer como sospechoso de haberlo filtrado, a los ojos y el sentir del gran jurado de las redes sociales. 

El presidente de la Comisión Gestora, igual que algunos otros ejecutivos del club y desde luego los ex directivos de Josep Maria Bartomeu, integran el grupo de personas que en un momento de su estancia en el FC Barcelona han podido tener acceso a ese documento que, por otro lado, está sujeto a cláusulas de privacidad y de confidencialidad.

Sin embargo, cabe aplicar la presunción de inocencia a todos y cada uno de ellos pues se trata del primer caso de un tipo de filtración, en el caso de haber salido del club, sin precedentes ni bajo argumentos que especialmente lo justifique. 

A la pregunta sobre a quién puede beneficiar la publicación con pelos y señales de lo que gana Messi en el Barça desde que Josep María Bartomeu le firmó su último gran contrato, no existe una respuesta demasiado clara y unánime. De hecho, todo el barcelonismo sabía por comentarios periodísticos que Leo consumía un tercio de la masa salarial y que se daba por buena la cifra de 150 millones brutos anuales como el grueso de su retribución.

Donde menos efecto ha causado la noticia ha sido precisamente en el propio barcelonismo, que ayer mismo celebró con el entusiasmo y la alegría de siempre que dirigiera al Barça hacia otra victoria, en este caso de Liga contra el Athletic, situando al equipo de Ronald Koeman segundo en la clasificación por encima del Real Madrid. Los seguidores del Barça están más acostumbrados a convivir con su extraordinario rendimiento, insuperable en toda la historia del fútbol, que a discutir o a cuestionar su contrato.

Si algo ha contrariado a la afición del FC Barcelona ha sido que quisiera marcharse el verano pasado mediante un burofax, un gesto difícil de perdonar para miles de socios. En ningún caso su elevado salario había provocado jamás conflicto o debate.

Consta que entre el entorno de Leo Messi y la Comisión Gestora se produjeron contactos durante la mañana del domingo que finalmente convergieron en sendas notas de prensa anunciando la interposición de querellas contra el medio que ha publicado el contenido del contrato, se supone que como fruto de una investigación periodística.

El caso es que Tusquets se encuentra cada día más tocado y sometido a presión, pese a la legitimidad absoluta de su presidencia y de su gobierno del club porque el entorno del Barça sigue siendo un polvorín diario en el que portadas como las del domingo no contribuyen más que a poner más presión y complicaciones a quien le toca estar al frente de la institución.  

La propia Comisión Gestora de Carles Tusquets, que ha recibido críticas en ciertos sectores de la opinión pública, se desmarca de cualquier responsabilidad y ha abierto una investigación por si hubiera habido algún fallo de custodia de este o de otros documentos.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp

NOTÍCIES RELACIONADES

avui destaquem

Deja un comentario

Notícies més llegides