Mercadona elimina todas las bolsas de plástico de un solo uso

Mercadona, fiel a su compromiso «Sí a seguir cuidando el Planeta», cumple el primer hito de la Estrategia 6.25, que ha llevado a cabo a lo largo del 2020, y elimina las bolsas de plástico desechable de todas las secciones de las tiendas físicas, del servicio a domicilio y del online.

Ahora, la cadena ofrece a los Jefes (clientes) bolsas compostables, fabricadas a partir de fécula de patata, que se tienen que tirar al contenedor de materia orgánica, como indica el pictograma que se ha incluido en las bolsas con la intención de facilitar a los clientes la separación y el reciclaje de los residuos. Este símbolo también se ha incorporado al resto de bolsas de la línea de cajas, donde Mercadona dispone desde hace tiempo de tres opciones reutilizables y sostenibles.

Además, la compañía ha dispuesto papeleras diferenciadas en todas las secciones, para que los clientes puedan depositar los residuos de manera separada y contribuir, así, a la economía circular. El cumplimiento de esta primera acción de la Estrategia 6.25 supone una reducción de 3.200 toneladas de plástico al año.

La Estrategia 6.25, que tiene el triple objetivo para el 2025 de reducir un 25% el plástico, hacer todos los envases reciclables y reciclar todos los residuos plásticos generados en las instalaciones, se está llevando a cabo a través de un total de seis acciones que comportan modificaciones en diferentes procesos de la compañía, desde el rediseño de los envases del futuro en coordinación con los proveedores hasta la adaptación de las tiendas y la logística, la gestión de residuos, etc. En total, tiene previsto invertir más de 140 millones de euros los cuatro próximos años para llevar a cabo todos los hitos que componen esta estrategia.


Equipo de trabajo transversal

Mercadona empezó a trabajar en esta estrategia el 2019, implicando a toda la plantilla en el reto de “Seguir Cuidando el Planeta” y haciendo más sostenibles diferentes procesos de la cadena de montaje.

La empresa tiene un equipo de trabajo que coordina todas las áreas de actuación de la Estrategia 6.25. Este equipo está formado por trabajadores y trabajadoras de los diferentes procesos de la compañía, como Tiendas, Prescripción, Informática, Compras, Logística, Financiero, Recursos Humanos, Relaciones Externas y Obras.

En los últimos cuatro meses, Mercadona ha adaptado 72 tiendas en España y Portugal al modelo Tienda 6.25, que se irá extendiendo a toda la cadena durante el 2021. En Cataluña, hoy ya hay ocho supermercados transformados en Tiendas 6.25. Estos centros, en que ya se pueden observar adelantos de la estrategia, tienen como objetivo escuchar la opinión de clientes y trabajadores respecto de todas las acciones que la empresa está desarrollando. Durante este tiempo, se han recibido más de 5.000 opiniones y sugerencias, tanto de clientes como de la plantilla, que están contribuyendo a mejorar la aplicación de las diferentes acciones definidas para reducir el plástico e impulsar la economía circular.

La compañía irá facilitando información sobre la Estrategia 6.25 a la sección “Cuidamos el Planeta” de su web corporativa, en que «El Jefe» también encontrará contenido sobre reciclaje, sostenibilidad y el compromiso medioambiental de Mercadona.


Una política de acción social sostenible

Dentro del compromiso de compartir con la sociedad parte de todo lo que recibe, Mercadona desarrolla el Plan de Responsabilidad Social, que atiende el componente social y ético a través de diferentes líneas de actuación sostenibles que refuerzan la apuesta por el crecimiento compartido. En el marco de esta política, Mercadona colabora con más de 290 comedores sociales, 60 bancos de alimentos y otras entidades sociales de toda España y Portugal, a los cuales hace donaciones diariamente, y participa en las campañas de recogida de alimentos que estas entidades organizan.

De hecho, el 2020 la compañía ha dado a todas estas entidades y organizaciones un total de 17.000 toneladas de alimentos, de las cuales más de 3.000 en Cataluña. Estas cantidades se han ido incrementando desde que la compañía tomó la decisión de reforzar los procesos de donación de productos de primera necesidad a las entidades sociales y organizaciones benéficas con las que colabora habitualmente. Mercadona también colabora estrechamente con 32 fundaciones y centros ocupacionales en la decoración de sus tiendas con murales  que elaboran más de 1.000 personas con diferentes grados de discapacidad.

Otra línea estratégica del Plan de Responsabilidad Social es la sostenibilidad medioambiental. Para lo cual, Mercadona dispone de un Sistema de Gestión Ambiental propio, que se basa en los principios de la Economía Circular y está enfocado a la optimización logística, la eficiencia energética, la gestión de residuos, la producción sostenible y la reducción del plástico. En este sentido, destaca que Mercadona, junto con sus proveedores, trabaja en la Estrategia 6.25 para conseguir el 2025 un triple objetivo: reducir un 25% de plástico, que todos los envases de este material sean reciclables y reciclar todo el residuo plástico. Además, trabaja en el Proyecto de Distribución Urbana Sostenible y en la mejora de la calidad del aire en las ciudades mediante camiones y furgonetas propulsados por tecnologías más limpias y eficientes.

Pensando en la movilidad sostenible de «El Jefe» (cliente), la empresa dispone ya de 1.350 plazas de aparcamiento con puntos de recarga para vehículos eléctricos ubicadas en los párkings de 501 tiendas. Mercadona empezó a instalar puntos de recarga para vehículos eléctricos el 2017, con la implantación del Nuevo Modelo de Tienda Eficiente, y prevé seguir aumentando esta cifra a lo largo del 2021.

Desde el año 2011, es socia del Pacto Mundial de las Naciones Unidas por la defensa de los valores fundamentales en materia de derechos humanos, normas laborales, medio ambiente y lucha contra la corrupción.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp

NOTÍCIES RELACIONADES

avui destaquem

Deja un comentario

Notícies més llegides