Mediapro pagará 100 millones y renuncia a las retransmisiones televisivas del futbol francés

La empresa de Jaume Roures y Tatxo Benet emite un lacònico comunicado anunciando que ha acordado “las condiciones para la revolución de los derechos de transmissió de los partidos”

El departamento de comunicación de la productora Mediapro emitió la noche del viernes un comunicado lacónico de cinco líneas. Decía: «Media Sport France y la Ligue de Football Professionnel anuncian que han acordado conjuntamente las condiciones para la revolución de los derechos de transmisión de los partidos de la Ligue 1 y la Ligue 2 a la LFP (Liga de Fútbol Profesional francesa) próximamente. Este acuerdo será sometido a la aprobación del Juzgado Mercantil de Nanterre en los próximos días para que entre en vigor lo antes posible». La ‘revolución’ de la que habla el comunicado se refiere a la renuncia a los derechos audiovisuales de las competiciones de fútbol francés asumidas por Mediapro, a cambio de un pago de cien millones de euros a la LFP y el compromiso de continuar emitiendo los partidos de fútbol hasta que no se haga cargo otro operador.

La empresa que dirigen Jaume Roures y Tatxo Benet -dos de las personas más odiadas en Francia en estos momentos- se hizo, casi por sorpresa, con los derechos para transmitir la mayor parte de los partidos de fútbol de primera y segunda división en Francia por una cantidad a la que no pudieron hacer frente sus rivales en esta adjudicación, Canal + y Free: 828,6 millones de euros. Esta cantidad se tenía que pagar fraccionada en ocho abonos. Mediapro hizo frente a los dos primeros abonos -8,5 millones de euros, en julio, y 135,1 millones de euros, el 5 de agosto- pero dejó de pagar el tercero -172 millones de euros, el 5 de octubre- y el cuarto -127,1 millones de euros, el 5 de diciembre. Es decir, debía ya casi 300 millones a la Liga del Fútbol Profesional, lo que ponía en peligro de suspensión de pagos a muchos clubs y, por lo tanto, el salario de sus futbolistas.

Jaume Roures justificó el incumplimiento de sus compromisos con el argumento de que la pandemia del Covidi-19 había hecho caer su previsión de ingresos. Tanto Canal + como Free, sin embargo, pagaron las cantidades a que se habían comprometido por la retransmisión del bloque reducido de partidos que se les adjudicó. Las negociaciones entre los dirigentes de la LFP y Mediapro, con la mediación judicial de los tribunales de Nanterre, se cerraron a las 3:30 de la madrugada del viernes con el acuerdo que, tal y como muestra la portada de L’Equipe, señala a Jaume Roures la puerta de salida del fútbol francés. Una puerta que deja pendientes muchas incógnitas y sin trabajo a la cincuentena de trabajadores de Téléfoot, el canal de televisión de pago creado por Mediapro para retransmitir los partidos.

L’Equipe resume hoy el sentimiento de la redacción de Téléfoot así: «El gran patrón catalán de Mediapro, muy discreto estos últimos meses ante los empleados de la cadena, centraliza todo el rencor. «Tenemos la sensación de que hemos sido engañados», decía irritado un miembro de la redacción «.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp

NOTÍCIES RELACIONADES

avui destaquem

Deja un comentario

Notícies més llegides