¿Qué tienen en común los pasados de Carles Puigdemont y Oleguer Pujol?

Carles Puigdemont
Carles Puigdemont

Tanto el expresidente catalán Carles Puigdemont como Oleguer Pujol, el hijo pequeño del expresidente Jordi Pujol, aparecen citados y asociados a unas circunstancias muy similares en el libro Yo confieso: 45 años de espías, que recoge las memorias del espía Mikel Lejarza –conocido como El Lobo y famoso por haberse infiltrado en ETA-, escritas por el periodista Fernando Rueda.

El contexto es el de la operación que el juez de la Audiencia Nacional Baltasar Garzón ordenó en 1992, antes de los Juegos Olímpicos de Barcelona, contra independentistas a los que vinculaba con Tierra Lliure. Este no es sólo uno de los episodios más controvertidos de la historia catalana reciente, sino también el marco de una de las páginas menos detalladas de la biografía del expresidente Puigdemont.

Según un fragmento de este relato que ha publicado El Español, Lejarza reclutó a un chico de Manresa a quien denomina Chema, e hizo que se infiltrara en Tierra Lliure. Chema, según estas memorias, informó a Lejarza de que "aquí está metido todo quisqui, hasta el hijo de Pujol. Tienen un plan muy fuerte, van a poner bombas, van a matar​".

Lejarza dice que la operación Garzón salió "perfecta". De Oleguer Pujol, que el 1992 cumplió 20 años y era uno de los promotores de la campaña independentista "Freedom for Catalonia", explica que su presencia no sólo la reportó su infiltrado, Chema, sino que también la corroboró "el jefe operativo del servicio". Que el CESID había seguido los pasos de Oleguer Pujol ya lo sugirió el político socialista Joaquim Nadal en 1995, como recogieron los periodistas Jordi Oliveres y Fèlix Martínez en su libro ¿Quién es Jordi Pujol?

El benjamín de los Pujol Ferrusola, señala el libro de Lejarza y Rueda, se marchó a Francia y su vinculación "se calló por ser hijo del presidente de la Generalitat catalana". En cuanto a Puigdemont, también lo ubica "en estos ambientes" y dice de él que era "uno más entre todos los que estaban controlados, y se quitó de en medio. Olió la operación policial, se pidió un año sabático en su empresa y se largó de España. Fue listo. Hicieron ver que Jordi Pujol estaba en contra del independentismo y ahí quedó el tema", añade también.

Lejarza explica que dos altos mandos del CESID (la agencia de inteligencia española predecesora del CNI) le dijeron en 1989 que su prioridad era eliminar la presencia de Tierra Libre en Cataluña porque se tenían que celebrar con tranquilidad los Juegos Olímpicos de 1992.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp

NOTÍCIES RELACIONADES

avui destaquem

Deja un comentario

Notícies més llegides