La gran mentira de la escalinata de honor

Incendi abocador Can Mata Hostalets
Incendi abocador Can Mata Hostalets

El 27 de octubre de 2017, el Parlament votó la independencia de Cataluña en una maniobra de última hora de los soberanistas que aceleró la obsesión de Carles Puigdemont por la república catalana. Después de aquella votación, el gobierno y los partidos independentistas llenaron la escalinata de honor del Palacio del Parlamento catalán para celebrar el hito y que Carles Puigdemont y Oriol Junqueras pudieran hacer sus discursos grandilocuentes para animar a su parroquia por el que había pasado.

Cuatro meses después, casi todo el mundo que estaba allá aplaudiendo y formando parte del momento ha pasado de aquella euforia a admitir, en público y en privado, que todo era simbólico, sin efectos reales y más farsa que historia. La retahíla de declaraciones ante los jueces de dirigentes de aquel gobierno y de los partidos que le apoyaban asegurando que aquello no era nada más que un teatro y una gran mentira han escandalizado a la parroquia independentista.

Pero incluso el mismo Artur Mas, expresidente de la Generalitat y una de las personas que estaban presentes en las reuniones de alta política de aquellos días, ha dicho en público que, a pesar de que no considera que se haya «mentido» a la gente, sí que «se exageró y quizás se engañó» la ciudadanía. Como mínimo hay alguien que empieza a ser consciente que hay que dar explicaciones por tanta farsa.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp

NOTÍCIES RELACIONADES

avui destaquem

Deja un comentario

Notícies més llegides