Junqueras dice y se desdice

PROCESO: LA MARCHA DE LOS BANCOS
Título de la imagen
Título de la imagen

El vicepresidente de la Generalitat, Oriol Junqueras, tiene acostumbrados a los catalanes a justificar cambios en su discurso para matizar posiciones claramente erradas o intentar sacar dramatismo a decisiones mal tomadas. Es un maestro, de hecho. Pero el anuncio de entidades como CaixaBank y Banco Sabadell de trasladar su sede social de Cataluña al País Valenciano provocó, entre otras cosas, uno de los virajes más descarados del vicepresidente.

Hace sólo unas semanas, cuando se planteaba la posibilidad de que grandes empresas, multinacionales y entidades financieras dejaran Cataluña por el miedo a las consecuencias de una eventual declaración de independencia, Junqueras respondía -incluso con cierta burla- que esto nunca pasaría, que el territorio catalán era lo más próspero y que los mercados confían en un gobierno donde alguien como él controla las cuentas. Pero la realidad lo ha desmentido. Y sin despeinarse ni que le caiga la cara de vergüenza, el vicepresidente quiso sacar hierro a la bofetada en su gobierno asegurando que el traslado de los bancos es «temporal«. Cómo si él fuera quién marca como y cuando marchan y vuelven. Como si él hubiera acertado hasta ahora lo que harían. Como si los catalanes no tuvieran memoria y no recordaran lo que decía hace cuatro días.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp

NOTÍCIES RELACIONADES

avui destaquem

Deja un comentario

Notícies més llegides