Fèlix Millet: «me equivoqué»

El ex presidente del Palau de la Música dice que cuando quería hacer algo "todo el mundo me decía que sí"
Sense títol
Sense títol

Fèlix Millet, ex presidente del Palau de la Música Catalana, asegura que durante su gestión al frente de la entidad «de un Palau que estaba a punto de caer se pasó a tener un Palau mejor de cuando se inauguró, y en mejores condiciones». En una grabación hecha pública por El Punt Avui, Millet afirma que «cuando marché, en la caja había entre 4 y 5 millones de euros y el Palau estaba económicamente bien.»

De este modo, quien presidió una de las principales instituciones catalanas, sale en defensa de su trabajo como presidente del Palau de la Música Catalana durante casi 30 años. Periodo en el cual asegura que consiguió tener mucha influencia en todos los ámbitos de la sociedad catalana, hasta el extremo que «cuando yo decía: «Quiero hacer tal cosa o tal otra», todo el mundo me decía que sí«. 

La grabación se hizo años después de destaparse el escándalo del expolio de Palau, caso por el cual se está juzgando a Fèlix Millet, y también a Jordi Montull, que durante la presidencia de Millet fue director administrativo de la entidad, y la hija de este último, Gemma Montull, quién fue directora financiera.

De las declaraciones grabadas de Millet se interpreta que fue Jordi Montull quién llevó el control de todas las obras que se hicieron en la institución y que movieron muchos millones de euros. De hecho se llega a la conclusión de que el mismo Montull y su hija Gemma, eran los que conocían el detalle de todo el entramado financiero.

Millet admite que «me equivoqué», y con la grabación quiere que quede constancia del trabajo que hizo en el Palau de la Música, «una tarea que no es fácil y lo tengo que decir así porque es verdad», y haciendo referencia a la Fundación de la entidad asegura que «cuando yo lo dejé, sin contar las vistas, la Fundación generaba unos 5 millones de euros el año. El Palau estaba bien económicamente, y si añadimos el Consorcio, nos íbamos a más dinero. Estas cifras las podemos conformar con los datos contables que tiene la Gemma y Montull.»

«Yo cogí un Palau que me decían que lo mejor era cerrarlo, que se hiciera un concierto el año, que la gente hiciera visitas, más o menos, porque no estaba en buenas condiciones, y de esto se pasó a un Palau acabado, renovado, ampliado y con la superficie duplicada con relación al primer Palau», afirma Fèlix Millet.

En la grabación, Millet hace esta sorpresiva revelación de cómo impidió que el Palau cayera en manos de La Caixa, «cuando yo entré a la presidencia del Orfeón, este tenía unos ingresos de 18.000 euros y un endeudamiento de 35.000. había todo de créditos con cajas y entidades bancarias y estaban muy divididos. Parte de la junta, entre ellos yo, al acabar el ejercicio teníamos que poner dinero del bolsillo para cubrir el presupuesto. Este dinero lo unifiqué en un solo crédito en La Caixa de Pensiones pero nuestros medios eran muy limitados y no llegábamos. Tanto es así que La Caixa llegó amenazar de hacer una subasta y entonces tuve una idea y se me ocurrió ir a hablar con Agustí Bassols, el consejero de Gobernación de la Generalitat, y le pedí que me diera un bingo. Entonces no se daban a particulares sino a empresas culturales. Quedó muy sorprendido, pero Agustí estimaba mucho el Orfeón y me dijo; «Fèlix ya sé por donde vas. Si lo saben, se enfadarán mucho contigo.» Yo le dije que ya lo sabía, pero que necesitaba dinero para salvar el Palau. Total, que me lo autorizó, yo hablé con el Barça (le cedió la gestión al Barça) y montamos un bingo y nos daban una cantidad cada mes, y esto me permitía pagar el crédito y así pude salvar el posible embargo o subasta de Palau.»

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp

NOTÍCIES RELACIONADES

avui destaquem

Deja un comentario

Notícies més llegides