Mas acusa al Estado de urdir «un montaje»

El ex presidente catalán encriptó las comunicaciones con su círculo político de confianza, salpicado por el 3%, según 'El Confidencial'
mas terribas
mas terribas

El ex presidente de la Generalitat Artur Mas ha etiquetado la operación emprendida este jueves contra la trama de supuesta financiación ilegal de Convergència del 3% de la misma forma que el juicio por la organización del 9N que empieza el lunes, en el que es uno de los acusados: como «un montaje» del Estado. Mas, asimismo, ha tildado de «escándalo» la llamada Operación Pika y, sobre el referéndum, ha destacado que ve necesario «demostrar nuestra fuerza colectiva» ante «un estado que intimida y que utiliza la guerra sucia».

Insistiendo en el discurso convergente expresado nuevamente durante las últimas horas por Xavier Trias, Jacinto Borràs y el abogado Rafael Entrena, el líder del PDEcat ha manifestado en Catalunya Ràdio, en compañía de las también encausadas Joana Ortega e Irene Rigau, que «la experiencia demuestra en estos cuatro años que cada vez que ha habido un tema importante sobre la mesa en Cataluña, ha habido un montaje de estas características, con toda la parafernalia». Ha citado, en ese sentido, las informaciones publicadas sobre él y sobre Trias poco antes de celebrarse contiendas electorales.

Programas de encriptación
Por otro lado, según publica El Confidencial, el ex presidente Mas instaló -«en su momento»- dos programas de encriptación en su teléfono móvil para hablar con sus amigos más íntimos y con sus colaboradores políticos de máxima confianza. La misma información afirma que Mas lo hizo porque temía que fueran grabadas sus conversaciones.

Algunos de los detenidos en el marco de la Operación Pika son muy cercanos al ex presidente: Sixte Cambra, presidente del Puerto de Barcelona, es amigo personal de Mas, mientras que Francesc Sànchez, ex responsable de régimen interno y comunicación de CDC, se encargó de la transformación de Convergència Democrática (CDC) en el Partit Demòcrata Europeu Català (PDEcat). Además, Andreu Viloca fue tesorero de CDC y de la Fundación CatDem y el ex teniente de alcalde de Trias Antoni Vives fue secretario del Gobierno de la Generalitat (2001-2003) y figura cercana a Artur Mas cuando este era conseller en cap de Jordi Pujol.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp

NOTÍCIES RELACIONADES

avui destaquem

Deja un comentario

Notícies més llegides