Unidos contra Fomento

Montcada i Reixac, Sant Feliu de Llobregat y el Hospitalet hacen piña para exigir a la ministra Pastor que cumpla los compromisos, soterre las vías y mejore Rodalies
Título de la imagen
Título de la imagen

El tren parte Montcada i Reixac por el medio. Para ir de la farmacia al mercado o a la escuela hay que atravesar unas vías que se han cobrado 166 víctimas mortales, las cuatro últimas atropelladas por el tren durante este 2016. La existencia de pasos a nivel en muchos cascos urbanos de Cataluña, algunos de los cuales densamente poblados, no es sólo un anacronismo y un peligro para la seguridad de los vecinos. También es el símbolo de la incompetencia y la mala fe de un gobierno central que hace el sordo a las reclamaciones históricas de los municipios afectados e incumple los compromisos adquiridos para mejorar las infraestructuras de Rodalies excusándose en la crisis.

El último atropello mortal de finales de abril ha sido la gota que ha colmado el vaso no sólo en Montcada, sino también en otras ciudades como Sant Feliu de LlobregatHospitalet, también perjudicadas por las promesas incumplidas de Fomento y por el aumento de la tensión política entre Cataluña y Madrid. El julio del año pasado los tres municipios decidieron hacer frente común contra el PP. Las movilizaciones organizadas estos meses para exigir el soterramiento de las vías del tren culminaron el 27 de abril pasado en una manifestación unitaria en Montcada. La protesta reunió más de 3.000 personas y cortó la circulación de trenes de las líneas R2 norte y R11.

NUEVA REUNIÓN CON FOMENTO
La prueba más palpable de que la unión hace la fuerza es que el mismo día de la manifestación el ministerio de Fomento informó la alcaldesa de Montcada, Laura Campos, que la primera reunión del grupo de trabajo que tiene que abordar el prometido soterramiento de los dos kilómetros de línea ferroviaria que atraviesan la ciudad se celebrará este 18 de mayo. Este proyecto se arrastra desde el 2007, y se había cifrado en unos 350 millones de euros. Las peticiones del consistorio para que se aprovecharan las obras del TGV por soterrar Rodalies cayeron en saco agujereado. Ahora la ministra Ana Pastor se gastará unos 300.000 euros en estudios de viabilidad del proyecto.

LEE EL REPORTAJE COMPLETO EN LA EDICIÓN EN PAPEL DE EL TRIANGLE DE ESTA SEMANA

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp

NOTÍCIES RELACIONADES

avui destaquem

Deja un comentario

Notícies més llegides