En CDC se hicieron los suecos sobre Torredembarra

La cúpula fue informada internamente de irregularidades un año antes de la detención de Daniel Masagué
Masagué (CDC)
Masagué (CDC)

«Tiene que saber que nuestros regidores se han visto obligados a votar contra la legalidad vigente y en contra de la advertencia del secretario municipal». Este fragmento forma parte de uno de los mensajes remitidos por Jordi Guasch, presidente del comité ejecutivo de CDC en Torredembarra, a Lluís Corominas, secretario general adjunto de los convergentes, revela El País.

Se trata de un correo electrónicos que denunciaba, en julio de 2013, ilegalidades del Gobierno municipal de Torredembarra que acabarían saltando a los medios un año más tarde a raíz de la operación en cuyo marco fue detenido, el 26 de junio de 2014, el exalcalde de la localidad, Daniel Masagué, todavía imputado por corrupción.

La cúpula de CDC, así pues, fue alertada, pero según revela el mismo diario no movió ficha hasta que, una vez se destapó el caso, Corominas informó a Guasch de que había informado al coordinador general de CDC, Josep Rull.

«Cómo no he obtenido ninguna respuesta, me vuelvo a poner en contacto con usted para solicitar una entrevista para informarle de lo que está pasando en Torredembarra», revela El País que empezaba la comunicación de Guasch, en la que advertía que el juzgado de El Vendrell investiga «varios temas».

Este juzgado imputó a Jordi Sumarroca Claverol por delitos contra la Administración Pública relacionados con adjudicaciones y pagos supuestamente irregulares por un importe de al menos 581.000 euros abonados por filiales de la constructora Teyco a dos empresas de Masagué, entonces alcalde de Torredembarra. Un aparcamiento con un sobrecoste del 40% se encuentra bajo la lupa en este caso, que consta de varias piezas separadas, así como también los pagos a una consultora.

Según publica El País, un portavoz de CDC asegura que el partido conocía las denuncias contra Masagué y señala que los correos remitidos por Guasch forman parte de enfrentamientos por el control de CDC en Torredembarra.

Masagué, a quien el consejero Felip Puig considera «un buen amigo», acabó dimitiendo desde la prisión, donde se estuvo casi tres semanas. Jordi Guasch abandonó CDC junto con Rosa Maria Guasch, su madre (y única regidora convergente del municipio no imputada entonces), mientras que Montserrat Gasull también dejó su partido, ERC, porque consideraba que no había recibido apoyo en sus denuncias de corrupción.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp

NOTÍCIES RELACIONADES

avui destaquem

Deja un comentario

Notícies més llegides