Vilarrubí y Jordi Pujol Jr. buscan terrenos para un negocio hípico

La declaración del vicepresidente del Barça vuelve a disparar los rumores sobre el proyecto del Hipódromo de Barcelona, que ya se intentó durante el pujolisme
vilarrubí
vilarrubí

El sumario que instruye el juez Pablo Ruz sobre Jordi Pujol Ferrusola está dejando al descubierto las relaciones, intereses y negocios que destacados empresarios catalanes, mimados por los sucesivos gobiernos de CiU, continúan manteniendo con la familia del expresidente Jordi Pujol.

Uno de estos empresarios es Carles Vilarrubí, el actual vicepresidente de relaciones institucionales del Barça que, en la década de los ochenta, ocupó altas responsabilidades en la administración pujolista, cuando dirigió la implantación de Catalunya Ràdio y de las loterías de la Generalitat.

En su declaración como testigo ante el juez Pablo Ruz, Carles Vilarrubí ha reconocido que había pagado 20.000 euros a Jordi Pujol júnior hace dos o tres años para que le buscara unos terrenos entre Barcelona y Lleida para un negocio de hípica. Pero, a preguntas de la fiscal Balén Suárez, Vilarrubí no pudo explicar por qué motivo el heredero Pujol le había girado una factura por un importe de 330.000 euros. De esta última factura, incorporada a la documentación del sumario, dijo que no sabía nada.

Vilarrubí explicó que conocía a Jordi Pujol júnior desde hace treinta años, pero aseguró que sólo le había encargado un par de trabajos: la búsqueda de los terrenos para la hípica y otra tarea en 1993 que no detalló. En realidad, Vilarrubí y el heredero Pujol son o han sido tan amigos que también han compartido su pasión por las carreras automovilísticas, hasta el punto de formar equipo en una de las ediciones de las 24 horas de Le Mans. La declaración de Vilarrubí en la Audiencia Nacional ha pasado bastante inadvertida en las páginas de la prensa, a pesar de tratarse del vicepresidente del Barça, pero levanta expectación entre la clase política y empresarial porque remueve un viejo proyecto del pujolismo: la creación de un gran hipódromo.

En su declaración judicial, Vilarrubí tan sólo se refirió a un negocio hípico, sin concretar, pero para construir una simple hípica no necesita para nada la intermediación de Jordi Pujol júnior, a no ser que se trate de un proyecto de más envergadura. Fuentes de la Associació de Criadors i Ramaders de Cavalls recuerdan que, en la década de los noventa, se comentaba que Jordi Pujol júnior movía los hilos de un proyecto que en aquel tiempo se bautizó como «Hipódromo Nacional de Catalunya».

LEE EL REPORTAJE COMPLETO EN LA EDICIÓN EN PAPEL DE EL TRIANGLE DE ESTA SEMANA

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp

NOTÍCIES RELACIONADES

avui destaquem

Deja un comentario

Notícies més llegides