Jugada de CiU en Torredembarra: un edil imputado, nuevo alcalde

Impide que la oposición forme un gobierno sin sospechosos de corrupción
pere font
pere font

Se esperaba que del pleno del Ayuntamiento de Torredembarra de este lunes saliera un nuevo gobierno sin ningún miembro imputado en los escándalos municipales. El socialista Enric Grangel, que era alcalde temporalmente, lo tenía que encabezar, pero la alternativa presentada por Convergència i Unió ha arruinado sus planes: el nuevo alcalde es el edil imputado por delitos contra la administración en el caso Efial Pere Font.

La propuesta de la oposición ha recibido el apoyo de seis concejales de PSC , ERC, la Agrupación Democrática Torrenca (ADT) y el PP, y también el de una edil de Unió, Elia Rodriguez. Pero no disponía de la mayoría necesaria -nuevo apoyos- para vencer a la candidatura presentada por sorpresa por los convergentes, que retendrán un gobierno municipal manchado por el escándalo desde que estalló el caso Efial, se detuvo y se encarceló a su anterior alcalde, Daniel Masagué, y la justicia indagó en los vínculos del consistorio con Teyco, constructora de la poderosa familia convergente Sumarroca.

Pere Font ha declarado que él no quería ser alcalde y que se ha presentado como candidato por decisión personal para aguantar la presión y que obedece directrices del partido. Además, ha lamentado que Grangel no reuniera los apoyos necesarios y habría reconocido que no descarta dimitir. Font no ha recibido ningún voto, ni el suyo, pero será alcalde porque la lista convergente fue la más votada en las últimas elecciones municipales. La oposición se plantea presentar una moción de censura.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp

NOTÍCIES RELACIONADES

avui destaquem

Deja un comentario

Notícies més llegides