Nissan ha planteado aplazar a junio del 2021 el cierre de las plantas de la Zona Franca. Se trata de una prórroga de seis meses que el directivo de la compañía encargado de la liquidación de las fábricas catalanas, Frank Torres, ha trasladado este martes al comité de empresa en la tercera mediación en la sede de los servicios territoriales de Trabajo en Barcelona.

Como contrapartida, los trabajadores tendrían que abandonar la huelga indefinida y retomar la producción en agosto. Los representantes sindicales continúan plantados y han asegurado que no negociarán esta propuesta hasta que Nissan no retire el Expediente de Regulación de Ocupación que hay sobre la mesa: "Seguimos sin reconocer este proceso".

El ERO incluye 2.525 trabajadores de las tres plantas que la automovilística tiene en Cataluña: las de la Zona franca, Sant Andreu de la Barca y Montcada i Reixac.