El presidente catalán, Quim Torra, ha anunciado que enviará cartas al rey Felipe VI y al presidente del gobierno central en funciones Pedro Sánchez, para pedir reuniones urgentes con los dos para tratar la situación política en Cataluña después de que se haya hecho pública la sentencia por el 1-O.

Este es, de momento, uno de los elementos que Torra ha dado a conocer como respuesta del ejecutivo catalán a la sentencia del Tribunal Supremo. Otras medidas son que ha pedido al presidente del Parlamento catalán, Roger Torrent, comparecer en la cámara catalana y convocar a una reunión extraordinaria para este martes de su consejo ejecutivo.

Torra también ha exigido "el fin de la represión" hacia el independentismo y ha dicho que "pedimos la amnistía" para los líderes independentistas a los que les han caído años de prisión al haber capitaneado el procés. Torra también ha dicho que su gobierno se mantiene en el camino "hacia la república, sin excusas".