Carles Puigdemont ya ha hecho público el manifiesto fundacional de su nuevo partido, oficializando así su creación. En un texto de dos páginas encabezado por el lema "Juntos, por Cataluña", el expresidente reúne decenas de dirigentes del espacio de JxCat y los convoca el 25 de julio para la asamblea fundacional de la nueva formación.

"Es la hora de la generosidad y la responsabilidad, el momento de abandonar tensiones estériles y miradas a menudo demasiado egocéntricas y enfocadas al pequeño espacio de cada cual", señala el documento, que recibe el apoyo de Jordi Sànchez, Josep Rull, Joaquim Forn, Jordi Turull, Lluís Puig y Toni Comín; los exsocialistes Marina Geli y Ferran Mascarell forman parte de los promotores. Los presidentes y portavoces de los grupos parlamentarios en Barcelona y Madrid -Albert Batet, Eduard Pujol, Laura Borràs y Josep Lluís Cleries- no han firmado para mantener "la cohesión y unidad de los grupos".

Después de días de intensa rumorologia, llega el anuncio del nuevo partido, hecho a medida de Puigdemont y al margen del PDECat, después de que se encallaran las negociaciones para reordenar el espacio posconvergente.El expresidente convoca la asamblea constituyente para el día anterior a que está previsto el consejo nacional del PDECat. Así, Puigdemont deja claro que no esperará al que decida el heredero directo de la vieja Convergencia.