Varios centenares de trabajadores de Nissan han vuelto a salir este viernes a la calle para expresar su rechazo a la decisión de la compañía de cerrar las plantas de Zona franca, Montcada i Reixac y Sant Andreu de la Barca y despedir 2.525 empleados.

En esta ocasión, los trabajadores han querido implicar en la movilización a los vecinos del área de Barcelona y han realizado una "marcha popular" desde varios pueblos de la zona, como Santa Coloma de Gramenet, Ripollet, Santa Perpetua o la Llagosta, hasta Montcada , donde la plantilla tiene montado un campamento de protesta.

Al acabar las marchas se ha realizado una asamblea, en la cual los representantes sindicales han explicado el punto en que se encuentran las negociaciones con la empresa para evitar el cierre de las fábricas, con la mediación de la Generalitat.

La marcha ha avanzado sin incidencias y, según ha informado el Servicio Catalán de Tránsito, no ha habido ninguna retención ni ningún corte de carreteras debido a la manifestación.

El diputado de PSC al Parlamento de Cataluña Raúl Moreno se ha unido a la "marcha popular" desde Santa Coloma de Gramenet y ha tuiteado un mensaje de apoyo junto a varias fotografías con los manifestantes.