El agente de los Mossos d'Esquadra, Albert Donaire, ha denunciado que unos desconocidos han dejado ante su casa un puñado de lazos amarillos y un wáter con insultos homófobos. Este mosso que forma parte del grupo de Mossos per la República de la ANC (assemblea Nacional Catalana) tiene que declarar como testigo en el juicio contra los líderes independentistas que se está haciendo en el Tribunal Supremo.

A través de las redes sociales Donaire ha dicho: "esto es lo que han dejado amenazándome e intimidándome en una de las viviendas donde acostumbro a ir. Hacen lo que quieren. Pero no me dáis miedo". En el wáter abandonado ante la casa de Donaire se puede leer "Alberto para el 24 cuando vayas al Supremo" con una serie de mensajes de carácter homófobo.

El expresidente catalán, Carles Puigdemont, también a través de Twitter ha salido en defensa de Donaire diciendo que "el ataque de un comando de ultras a un testigo del juicio es un acto de intimidación que vuelve a dejar en evidencia la calidad del estado de derecho español" añadiendo que "la impunidad organizada necesita varias manos coordinadas y complicitadas", para remachar que es "grave i vergonzoso".