ERC propone a Junts uno frente a frente presencial entre Aragonès y Puigdemont «donde sea»

Duran dice a Batet que entenderá que Junts "no tiene ninguna propuesta" si se niega al debate entre los dos cabezas de lista

El presidente Pere Aragonès con el expresidente Carles Puigdemont
El presidente Pere Aragonès con el expresidente Carles Puigdemont

El jefe de la campaña de ERC para las elecciones catalanas del 12-M, Oriol Duran, ha enviado una carta a su homólogo de Junts, Albert Batet, para formalizar la propuesta de un cara a cara presencial entre los dos cabezas de lista, el republicano Pere Aragonès y el posconvergente Carles Puigdemont, «donde sea». En el texto, Duran añade que la ciudadanía tiene que decidir su voto «sobre propuestas, no sobre personas».

El jefe de la campaña republicana también propone que, si Junts se niega al cara a cara entre Aragonès y Puigdemont, el debate se puede hacer entre las números 2 de las listas: Laura Vilagrà (ERC) y Anna Navarro (Junts). «En caso de que os neguéis a llevar a cabo ninguno de estos debates, entenderemos que en el fondo no tenéis ninguna propuesta para Cataluña», concluye la carta.

ERC subraya que, de hecho, se podrían celebrar dos debates cara a cara: uno entre Aragonès y Puigdemont, y otro con Vilagrà y Navarro: «Son dos propuestas perfectamente complementarias». Así mismo, Duran –exsecretario de medios de Comunicación del gobierno catalán- comenta en la carta que las elecciones van de «como hacer un país mejor» y no de negociar investiduras españolas.

En el debate de la patronal catalana Pimec celebrado este lunes, Junts envió a su número 3, Josep Rull, mientras que el resto de formaciones invitadas llevaron a los cabezas de lista. La organización empresarial explicó que Junts declinó la propuesta para que pudiera participar telemáticamente Puigdemont, así como de llevar Navarro, su número dos.

Vilagrà, número dos de la lista de ERC y vicepresidenta del gobierno catalán, ya dijo el 9 de abril que, si Puigdemont no quiere debatir con Aragonès, es porque «probablemente no tiene las propuestas para ponerlas sobre la mesa». Replicaba así las palabras del mismo Puigdemont, que había criticado antes esta propuesta de Aragonès del «cara a cara».

El cabeza de lista de Junts dijo que los independentistas no tendrían que hacer ningún «cara a cara», sino trabajar «codo a codo». Días después, el presidente de la Generalitat y cabeza de lista de ERC también replicó a Puigdemont que los llamamientos a la unidad se tenían que demostrar con «hechos». Aragonès a continuación recordó que fue Junts quién decidió irse del ejecutivo independentista a media legislatura.

(Visited 25 times, 1 visits today)
Facebook
Twitter
WhatsApp

avui destaquem

Deja un comentario