Laporta ofreció falsas garantías a los socios sobre la venta de Barça Studios

En la asamblea de 2022 informó que Orpheus Media y de Socios.com habían "otorgado prendas sobre sus participaciones de la sociedad en garantía del cumplimiento de su obligación de pago", pero ambas sociedades negaron haber comprometido siquiera el pago de los 60 millones del primer plazo

Joan Laporta

La frustrada, incompleta y desconcertante venta de Barça Studios entre julio y agosto de 2022 amenaza con convertirse en una de esas historias para no dormir. Especialmente cuando se encuentran lagunas inexplicables en el proceso y cabos sueltos por culpa de los cuales este delicado asunto se ha empantanado y se ha convertido, en lugar de una solución, en un problema que amenaza seriamente con provocar importantes pérdidas al FC Barcelona y arruinar esta temporada, en teoría la primera bajo el mandato de Joan Laporta que estaba previsto cerrar con beneficios ordinarios.

La revisión de la venta inicial ha permitido demostrar que los compradores originales del 49% -es decir, de un 24,5% cada uno-, Orpheus Media y Socios.com, habían aportado garantías de pago en el momento de formalizarla. Al menos eso es lo que se presentó a los socios en la asamblea de octubre de 2022 con la finalidad de someter la operación a ratificación de la asamblea de compromisarios. La autorización de venta del 49%, la parte minoritaria de la sociedad, había sido aprobada un año antes, también en asamblea ordinaria, razón por la cual el presidente tuvo las manos libres para actuar con carácter de emergencia en verano de 2022 para generar el suficiente margen salarial para reforzar la plantilla con Lewandowski y compañía, cuando menos para la mayoría de los refuerzos, pues al final ese esfuerzo de implementar contablemente hasta 200 millones netos no fue suficiente y finalmente LaLiga exigió un aval de la junta previo al alta de Koundé.

Precisamente, fue LaLiga la que obligó meses más tarde a Laporta a ofrecer a los socios los detalles de la venta, incluida la afirmación y la certeza de haber cerrado la venta sobre garantías de pago. Esta información es relevante, puesto que, como es sabido, a la hora de hacer frente al segundo plazo, de 30 millones cada uno (Orpheus Media y Socios.com) en junio de 2023, ambas sociedades afirmaron, por el contrario, que por su parte no existía ningún compromiso contractual ni obligación de pago suscrito a favor del FC Barcelona.

Los términos de acuerdo de venta de Barça Studios fueron claramente expuestos a los socios en los siguientes términos en la asamblea de octubre de 2022:

«Transmisión por parte de Barça Producciones SL de una participación minoritaria de Bridgeburg Invest SL, filial de Barça Producciones SL, dedicada a la gestión y desarrollo de contenido digital relacionado con Metaverso, NFT y Utility Tokens virtuales. La venta se realiza en favor de dos inversores (24,5% del capital social a cada uno de ellos), siendo estos: Orpheus Media SL y Socios Deportes Services SL para su explotación en régimen de control conjunto entre los tres socios», especificando minuciosamente la operación a continuación, así como el precio, de 200 millones: «Forma de pago: (a) 20 M€ en el momento del cierre; (b) 180 M€ a abonar en los siguientes tramos: 60 M€ el 15 de junio del 2023; 60 M€ el 15 de junio del 2024; y 60 M€ 15 de junio del 2025. Garantías: los inversores han otorgado prendas sobre sus participaciones de la sociedad en garantía del cumplimiento de su obligación de pago del precio aplazado».

Este redactado que, precisamente, abunda en la seguridad del cobro es el extremo clave que tanto Orpheus Media como Socios.com negaron en su día de forma sorprendente, después de que Laporta hubiera dicho ante los socios todo lo contrario. Así, precisaba en la memoria oficial los contratos formalizados con ambas sociedades: «Cierre a 29 de julio del 2022 (Socios.com). Contrato de compraventa formalizado entre Barça Producciones SL y Socios Deportes Services SL, relativo a un 24,5% del capital social de Bridgeburg Invest SL. Contrato de prenda a favor de Barça Producciones SL sobre el 24,5% del capital social de Bridgeburg Invest SL, adquirido por Socios Deportes Services SL. Contrato de servicios compartidos entre el Fútbol Club Barcelona y Bridgeburg Invest SL. Contrato de Licencia de Derechos de Propiedad Intelectual entre Fútbol Club Barcelona y Barça Producciones SL. Contrato de Sublicencia de Derechos de Propiedad Intelectual entre Barça Producciones y Bridgeburg Invest SL». Y exactamente lo mismo para Orpheus Media, con fecha 12 de agosto del 2022.

No debió producirse, por tanto, en ningún caso el impago de esos 60 millones del primer plazo, si de verdad esas eran las condiciones de venta realmente pactadas. Cumplido el 15 de junio sin el pago formalizado, el FC Barcelona pudo y seguramente debió ejecutar de forma obligada las garantías justificadamente firmadas en su día.

En esa misma fecha del 12 de agosto, en cambio, Joan Laporta emitió un comunicado informando de la reventa de buena parte de ese paquete de acciones a dos nuevos actores: a un misterioso inversor (chipriota, según algunas fuentes), que avanzó 20 millones, y a Libero Football Finance, un fondo especializado en el mundo del fútbol, en principio obligado a pagar antes del 31 de diciembre de 2023 el resto de los 40 millones pendientes del segundo plazo.

Vencido ese plazo, Laporta afirmó haber emprendido acciones legales contra Libero, lo que también invita a pensar que tampoco se había cerrado este acuerdo con garantías de pago, en este caso un vacío y un defecto en la gestión menos sorprendente, puesto que el propio club, en la memoria económica, había especificado la concesión de un periodo de tiempo de unos cuatro meses a Libero para encontrar el dinero. Dicho de otro modo, tampoco estuvo nunca del todo claro que ese fondo de inversión alemán fuera a poner el dinero, sino más bien que intentaría encontrarlo, lo que también induce sospechar que la contramedida de la demanda no corregirá esa deuda de 40 millones con LaLiga que tiene bloqueado el margen salarial del FC Barcelona hasta nueva orden.

Se abre el interrogante, aunque la respuesta parece estar implícita en el relato del impago, sobre en quién recae ahora mismo esa obligación de abonar los 60 millones del segundo plazo que vence el 15 de junio próximo, pues se supone que si Orpheus Media y Socios.com siguen reteniendo un porcentaje mayoritario de ese 49%, al no concretarse la reventa, serían ellos y el inversor X los responsables de afrontarlo.

En la práctica, sin embargo, nadie cree que Barça Studios interese de verdad en el mercado, ni en el audiovisual ni en el conjunto de las oportunidades abiertas por las nuevas tecnologías digitales (Metaverso, Web 3.0, etcétera), como ya se ha demostrado de forma añadida con el descarrilamiento del intento de capitalizar ese negocio en el Nasdaq de Nueva York.

La compañía registrada hoy en los libros del club por un valor de 408 millones se enfrenta, por tanto, a una revisión antes del 30 de junio que muy posiblemente se traduzca en pérdidas millonarias e irrecuperables.

(Visited 206 times, 1 visits today)
Facebook
Twitter
WhatsApp

NOTÍCIES RELACIONADES

avui destaquem

Deja un comentario