Salvador Illa, el heredero del presidente Josep Tarradellas

Salvador Illa entró en política de la mano de Romà Planas, que fue el hombre de la máxima confianza del presidente Josep Tarradellas en el exilio en Francia y, después, como delegado especial en su retorno a Cataluña. Romà Planas era hijo del director general de Agricultura de la Generalitat republicana y también alcalde de la Roca del Vallès.

En homenaje a su padre, Romà Planas se presentó y consiguió la alcaldía de la Roca del Vallès. En esta localidad conoció a un jovencísimo Salvador Illa, que entonces tenía 21 años, y lo incorporó a su equipo municipal. Su muerte repentina en 1995, al cabo de tres meses de ser elegido alcalde, catapultó a Salvador Illa a ocupar el cargo, y así se inició su proyección política pública. El actual primer secretario del PSC y candidato a la presidencia de la Generalitat siempre ha reconocido la maestría que recibió de Romà Planas, persona clave en su formación política.

Precisamente, en su intervención en el congreso que los socialistas catalanes han hecho este fin de semana pasado, Salvador Illa reivindicó el legado de Josep Tarradellas para proclamar que Cataluña necesita entrar en una nueva etapa de “serenidad”.

(Visited 56 times, 1 visits today)
Facebook
Twitter
WhatsApp

avui destaquem

Deja un comentario