El Parlament tumba la tramitación de los presupuestos y Aragonès convoca un Consejo Ejecutivo extraordinario

La luz verde a las enmiendas a la totalidad abre un escenario de incertidumbre por si se agotará la legislatura o se avanzarán las elecciones

    El pleno del Parlament durante el debate de las enmiendas a la totalidad a los presupuestos (Parlament de Catalunya, Sergio Ramos)

    El Parlamento catalán ha rechazado tramitar los presupuestos de la Generalitat para 2024. La cámara ha aprobado las enmiendas a la totalidad, y el pacto entre el gobierno del republicano Pere Aragonès y el PSC ha sido insuficiente para sacar adelante las cuentas. El veto de En Comú Podem al Hard Rock ha sido decisivo, a pesar de los intentos de última hora del ejecutivo catalán para convencer al grupo de Jéssica Albiach. El rechazo a los presupuestos abre ahora un escenario de incertidumbre sobre el futuro de la legislatura, por si el presidente de la Generalitat agota el mandato o bien avanza las elecciones.

    La votación -68 a 67- ha empezado finalmente a las 15:30 horas, después de que la presidenta de la cámara, Anna Erra, lo haya aplazado por la ausencia de un diputado de Vox y por el hecho de que la diputada no adscrita Cristina Casol (ex de Junts) anunciara su apoyo a las cuentas. Erra ha alegado que había que «dar tiempo» a los diputados para asistir al pleno, ante la «sorpresa» del gobierno catalán y de ERC. A pesar del apoyo de Casol a las cuentas, el ejecutivo de Aragonès no ha obtenido los apoyos necesarios y, sumando el voto delegado del diputado de Junts Lluís Puig, las enmiendas a la totalidad han salido adelante.

    Justo después de que la presidenta del Parlament haya anunciado el resultado de la votación, Aragonès ha solicitado un receso y ha decidido convocar un Consejo Ejecutivo extraordinario para aprobar la retirada de la ley de acompañamiento, evitando así perder una nueva votación, y para parar también la tramitación del proyecto de ley de presupuestos. En la reunión, el gobierno catalán analizará la situación y los posibles pasos a seguir y, al acabar, el presidente de la Generalitat comparecerá ante los medios de comunicación.

    Todos los escenarios abiertos

    Sin unos nuevos presupuestos para 2024, en la Generalitat no se descarta ningún escenario. Ya hace días que el ejecutivo catalán avisa que, si los comunes tumbaban las cuentas, «habría consecuencias», y todo apunta a que ERC podría negarse a aprobar los presupuestos del Estado. Entre las filas de los republicanos también aumenta el debate sobre qué hacer en Cataluña.

    Por un lado, el gobierno de Aragonès puede mantener la prórroga presupuestaria e intentar negociar partidas concretas para ampliar las cuentas de 2023, a pesar de que con poco margen. Sin embargo, cada vez hay más voces que estudian el escenario de un adelanto electoral en Cataluña. De hecho, los grupos parlamentarios de Junts y Ciudadanos han aprovechado el debate de este miércoles para pedir este escenario.

    Desde ERC sostienen que, al tumbarse los presupuestos, hay que valorar si merece la pena «aguantar» hasta el final de la legislatura, o bien avanzar las elecciones. En este sentido, ya hay dirigentes republicanos que estudian si, en el caso de avanzarlas, es mejor ir a las urnas inmediatamente, es decir, antes de las elecciones europeas, o bien esperar al otoño. Hasta ahora, Aragonès siempre ha mantenido en público que tiene la intención de agotar la legislatura y convocar las elecciones en febrero de 2025.

    (Visited 55 times, 1 visits today)
    Facebook
    Twitter
    WhatsApp

    avui destaquem

    Deja un comentario