Iniciatives Events, el proveedor de confianza de Puigdemont

Los hermanos Toni y Betona Comín mantienen una estrecha relación con esta empresa, que se embolsa millones de euros de las administraciones catalanas

Betona Comín ha fet nombroses gestions per a l’empresa Iniciatives Events, que el seu germà contracta per als actes del CdR

La acta del Tribunal Supremo abriendo causa contra Carles Puigdemont i Ruben Wagensberg por su participación en la estructura de Tsunami Democràtic llega en un momento delicado tanto para el independentismo como para el mismo Puigdemont, puesto que peligra la ley de amnistía que el PSOE quiere sacar adelante para beneficiar el expresidente. “Desde el inicio, Puigdemont estuvo informado de la constitución del grupo organizado para la subversión del orden constitucional y desestabilización grave de las instituciones democráticas, impidiendo a los poderes públicos cumplir sus resoluciones”, dice la acta del Tribunal Supremo, que lleva fecha del 29 de febrero. Esto da motivo para acusarlo de terrorismo, cosa que complica, de paso, el futuro de Pedro Sánchez.

No hay duda que el expresidente conocía las implicaciones de su entorno en las acciones de Tsunami. Su hombre de confianza, Josep Lluís Alay, que le gestionaba la agenda, le trasladaba los mensajes de otros estamentos de la estructura para que el residente en Waterloo diera el visto bueno y decidiera en cuestiones fundamentales. La acta recuerda que Puigdemont participó activamente en el lanzamiento de la campaña de la plataforma el septiembre del 2019 a través de Twitter, como también Oriol Junqueras y Quim Torra, aunque la relevancia de estos en la organización era nula. En una conversación entre Josep Campmajó, empresario de Girona que había adoptado el alias de Canalla, los dos aluden a Tsunami como “herramienta para la consecución de la independencia”. El núcleo de la cuestión es determinar si las acciones de Tsunami son o no son terrorismo.

Pero bien es verdad que Puigdemont tenía más que simpatías por Tsunami. Tanto él como el Consell de la República (CdR) que había creado compartían “fontaneros” con Tsunami: la empresa Iniciatives Events, por ejemplo, organizadora de casi todos los actos independentistas durante el procés. Antes de que Tsunami naciera, esta empresa ya trabajaba para el CdR, además de para JxCat, ERC, la ANC, Òmnium Cultural y varios departamentos de la Generalitat, entre los cuales Presidència, donde organizaba todos los actos de Quim Torra.

Los propietarios de Iniciatives Events, Toni Fuster y Roc Aguilera, tenían una persona de contacto privilegiado en el CdR: era Betona Comín, hermana del ex consejero de Salut Toni Comín, acompañante de Puigdemont en Bélgica y vicepresidente del CdR. El ex consejero domina la estructura del Consell y decide con mano de hierro con quien se contratan los actos y quienes los tiene que sufragar. Su actuación ha provocado una queja generalizada de la militancia de base del CdR, que lo ha denunciado por haber dado un “golpe de estado” interno para deshacerse de la Assemblea de Representants, el organismo que simulaba ser el Parlamento del Consell.

Lo acusaron de realizar una “purga” contra la Assemblea. “En el desarrollo de esta cruzada, el vicepresidente forzó su comparecencia en las comisiones, donde empleó actitudes desautoritzadoras, como por ejemplo afirmar que ‘la separación de poderes es una reliquia medieval sin lugar en el siglo XXI’, para justificar la propuesta de concentración de poder en el Goveren. En otro caso, dijo a una veterana de la lucha contra el franquismo, que era crítica con la propuesta, que le hacía falta ‘leer más libros’”, afirman fuentes de la entidad.

La concentración del poder político era paralela a la concentración del poder económico: Toni Comín puso su hermana como representante de CATGlobal ASBL, la asociación que ampara al Consejo. De este modo, por sus manos pasaba cualquier decisión. Ella quedó convertida en el oficial mayor del barco republicano y la que transmitía las órdenes de la cúpula.

Pero Betona Comín también era una de las cartas que tenía en la manga Iniciatives Events para conseguir penetrar en el exclusivo círculo de los que sacaban provecho con el procés. Y gracias a los buenos oficios de ella, la empresa de Fusté y Aguilera se convirtió en la única prestamista de servicios del Consell de Carles Puigdemont.

Iniciatives Events fue la empresa de cabecera para organizar los principales actos políticos liderados por el Consell de la República, pero cuando JxCat nombró director de comunicación Pere Martí, Betona Comín escribió a Roc Aguilera un mensaje muy claro: “Sobre todo, le diré que se tiene que hacer todo con vosotros”. No era extraño, porque desde el 2018, Betona Comín y los amos de Iniciatives Events trabajaban en muchas áreas juntos. Los informes de la Guardia Civil que han llegado al juzgado de instrucción número 1 explican que utilizaban la representante del Consell y el exdiputado Jordi Cuminal para “obtener contratos públicos, gracias a los contactos de estos últimos en la Administración”.

Betona Comín utilizaba un teléfono pagado por Iniciatives Events, según se recoge en los informes judiciales. Entre enero y el febrero del 2020, mientras Comín gestionaba el gran acto del independentismo que reunió en Perpiñán además de 150.000 personas, visitó varias veces la ciudad rosellonesa, y quien pagó las dietas fue una empresa del grupo de Iniciatives Events denominada Espai y Difusió: 405 euros de gastos para Comín. La organización de este acto costó al Consell de la República casi 220.000 euros, de los cuales la ANC se hizo cargo de 24.200 euros y el resto los pagó la estructura de Waterloo.

La relación venía de lejos: durante el año 2018, Betona Comín les había encargado la organización del acto independentista del 2 de julio ante el Parlamento Europeo, que tenía que servir para presionar la cámara comunitaria con el fin de que acreditara Puigdemont, Comín y Junqueras, para dejar en mal lugar la imagen de España y para proyectar el supuesto apoyo absoluto de los catalanes al residente en Waterloo. Este acto, en el cual se gastaron 74.290 euros, fue sufragado entre todas las familias independentistas: CdR, PDECat, ERC, ANC y Òmnium.

La estrecha relación entre Betona Comín, es decir, entre el Consell de la República, e iniciatives Events es clave. El 9 de abril del 2019, Betona Comín escribía un correo a Toni Fusté y Roc Aguilera, propietarios de Iniciativas Events: “Buenos días, guapos!! Muy bien ayer!! Sois unos cracs, sin duda los mejores. Lo digo objetivamente! Siempre lo hacéis todo de manera excelente, me tenéis admirada! Tema reuniones a ir programando, os hago resumen de lo que os envié, y vosotros marcáis el ritmo. Pongo también seguimiento de temas en marcha: acto 1, octubre 2019. Hoy es un mal día para habla con Toni Molons, porque el juzgado 13 ha decidido procesar 30 de los imputados, y él es uno. Fianza conjunta inmediata de 5,8 millones €. Pero hablamos de los pasos a seguir hoy que ya hace una semana de la comida y marcamos calendario”, decía Betona en el correo. ¿Qué hacía la representante del Consell de la República programando reuniones de la empresa que le montaba sus actos con el secretario de Difusió del Govern de la Generalitat?

Pocas semanas más tarde, les avisaba de otras reuniones en Presidencia. “Me ha escrito la secretaria de Toni Molons, que la consejera de Presidència lo ha citado en el Parlament, de forma que no podrá estar en la reunión. Entonces he hablado con el jefe de gabinete del presidente Torra para contrastar con él si hacíamos igualmente la reunión o la aplazábamos hasta cuando Molons pueda, y me ha pedido que la mantengamos para avanzar, y que si hace falta el viernes o el lunes ya haríamos otra. Conviene que la preparemos bien para conducirla el máximo nosotros”. Un par de meses más tarde, el día en que Tsunami asaltó el aeropuerto de Barcelona, Toni Fusté le comentó a Betona que había hablado con el Port. “Ya te lo explicaré, pero podremos ir juntos a la subasta, lo han arreglado un poco, y han hecho un promedio más ajustado y cuadrado. Eureka”.

Betona fue también la intermediaria, según los informes del juzgado, para que Toni Fusté hiciera una comida con Joan Canadell en julio del 2020. En aquel momento, Canadell era presidente de la Cámara de Comercio de Barcelona. Que Betona era la intermediaria para muchos negocios que le quería poner en bandeja a Iniciatives Events queda claro en un mail del 19 de junio del 2020. “Ya tengo la propuesta de día para comida con Joan Canadell: miércoles 15 de julio. Tal como quedamos el martes, el miércoles le respondí que preferíais esperar y poder comer que no hacer una reunión por videoconferencia. […] Tatxo Benet de momento no me dice nada… sé que lleva unos días enfermo, pero encuentro que está pasando un poco de mí”.

Con Puigdemont, las relaciones de los propietarios de Iniciatives Events son excelentes. Roc Aguilera se fotografió con la cúpula del independentismo en Waterloo durante una visita: en la foto aparecían Puigdemont, Jami Matamala, Betona Comín, Clara Ponsatí, Lluís Puig i Quim Torra, junto a Aguilera. Pero la Guardia Civil también encontró una cosa más interesante: un correo electrónico de Roc Aguilera a la joyería Pere Quera de fecha del 6 de septiembre del 2019 por la compra de un reloj Rolex que la Guardia Civil sostiene que es un “regalo homenaje al presidente”. De hecho, el correo electrónico pedía si “en el concepto de la factura podrían hacer constar también este texto que adjunto: ‘Objeto regalo homenaje presidente’”. Enviaba con el correo el comprobante de la transferencia bancaria de 7.000 euros desde una cuenta de la empresa Espai y Difusió. Un detalle de este calibre denota que la relación entre Puigdemont y los empresarios de Iniciatives Events transciende el plan comercial y entra en terreno desconocido.

También hay otro detalle curioso que resalta uno de los informes de la Guardia Civil: el 8 de noviembre del 2018, una empleada de Iniciatives Events enviaba a los propietarios de la empresa un mail con el asunto “Material para facturar a la Generalitat”, que explicaba que otro trabajador le había enviado el coste de un material extra “que se pidió para el acto del 30 de octubre que facturé a Junts pel Sí. Ya me diréis si lo tengo que facturar también aparte o no”. El material en cuestión eran dos distribuidores que costaban 214,29 euros cada uno y que sirvieron para la presentación del CdR, uno acontecimiento partidista. Según la Guardia Civil, del correo “parece desprenderse que, con dinero público, se estarían sufragando gastos del Consell de la República”.

Betona Comín fue la intermediaria en enero del 2019 porque el entonces contable de Puigdemont, Jaume Cabaní, también procesado por su pertenencia a Tsunami, pagara una factura a Iniciatives Events en lo referente a la organización de un acto del Consell de la República. Cabaní se presentaba como miembro del área de operaciones, finanzas y logística de la República Catalana. Según la justicia, también era miembro del equipo de recaudación de fondo para Tsunami Democràtic, donde utilizaba el alias de Kanabo.

Y otro detalle importante resalta el vínculo de Iniciatives Events con Waterloo: a finales de marzo de 2020, después del decreto de alerta sanitaria, Iniciatives Events envió un presupuesto a Betona Comín para poder comprar 8 millones de tests de la covid en China (también podían conseguir mascarillas, guantes y trajes), puesto que podían tener acceso a un intermediario, según relata un informe de la Guardia Civil que aporta los correos enviados el 26 de marzo de aquel año. El precio unitario era de 12,25 dólares, a los cuales había que añadir el transporte desde China. El pedido mínimo era de un millón, y tenían disponibles 5 millones de unidades para librar a Barcelona en cinco días. El negocio, en el cual también podría participar Xavier Vendrell, puesto que recibió un mail sobre el tema, supondría una operación inmediata de más de 61 millones de euros, además del coste del transporte. Horas más tarde, envió tres presupuestos a la Generalitat y dos presupuestos más a la Junta de Andalucía, puesto que tenían un contacto de la empresa IN2 con acceso al consejero de Salud de aquella comunidad. Pero la primera en conocer la situación fue la cúpula independentista de Waterloo.

A Roc Aguilera se le encontró una conversación con Betona de octubre del 2020 en la cual esta le comunicaba que “tanto el presidente como Toni [presumiblemente Toni Fusté] me dicen que tenemos pendiente la cena en Waterloo. Por ellos, cuando tú digas, hace tiempo que me lo dicen… Decían de hacerlo antes de Navidad. Ya lo hablamos”. Cinco días más tarde, Roc Aguilera y Toni Fusté eran detenidos por la Guardia Civil. La investigación ofrece una conclusión muy clara: “Betona Comín ha hecho de intermediaria en varios contratos que obtienen las empresas del entorno de Roc Aguilera y hace de mediadora entre este y el Consell de la República para la organización de diferentes acontecimientos”. Pero la buena sintonía del triángulo Puigdemont-Comín-Iniciatives Events continúa en la actualidad.

Puedes leer el artículo entero en el número 1567 de la edición en papel de EL TRIANGLE.

(Visited 257 times, 1 visits today)
Facebook
Twitter
WhatsApp

avui destaquem

Deja un comentario