El juez del caso Koldo señala el exministro Ábalos como «intermediario» en una reclamación del gobierno balear

Según la resolución judicial, García también tuvo contactos con el popular Miguel Tellado

José Luis Ábalos - Foto: ACN, Miquel Vera

El juez de la Audiencia Nacional Ismael Moreno, que investiga el caso Koldo, señala al exministro socialista José Luis Ábalos como «intermediario» para solucionar una reclamación del gobierno balear a la empresa de la trama, Solucionas de Gestión.

«La observación de las comunicaciones y la actividad operativa realizada por la unidad actuante han permitido concluir que estos intermediarios serían José Luis Ábalos y Jacobo Pombo«, dice el juez, que habla de una reunión del día 10 de enero entre Koldo García y otras personas, entre ellas Ábalos, en un reservado de una marisquería.

Además, también se recoge una conversación del 2 de diciembre entre otro de los implicados y García en qué este informa de que había quedado con el portavoz parlamentario del PP, Miguel Tellado.

El juez investiga por pertenencia a organización criminal, blanqueo de capitales, soborno y tráfico de influencias al exasesor de Ábalos Koldo García y seis personas más por irregularidades en contratos de emergencia relacionados con el covid-19 normalizados por el Estado, así como otras irregularidades que afectarían a contratos y a la concesión de subvenciones públicas. La cifra de negocio de la sociedad fue de cero euros en 2019 y de 53 millones en 2020 por las adjudicaciones directas, remarca la resolución con fecha del 7 de febrero.

La sociedad, continúa el juez, fue adjudicataria en 2020 de ocho contratos para el suministro de material sanitario mediante el procedimiento de negociado sin publicidad y con carácter de emergencia, con un valor de unos 54 millones. La selección de esta sociedad habría partido del Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana en el caso de los contratos adjudicados por Puertos del Estado y Adif, así como en el de la Subdirección General de Gestión Económica y Patrimonial, dependiendo de la Secretaría de Estado de Seguridad del Ministerio del Interior, dice la resolución.

De la investigación se deriva que la sociedad habría sido seleccionada con anterioridad en las publicaciones oficiales de las necesidades del ministerio. El juez destaca también el incremento de ingresos de García y su entorno familiar directo.

En este contexto, Juan Carlos Cueto, que es la persona que controlaba la sociedad, se dirigió a Koldo García para pedirle ayuda para solucionar una reclamación del gobierno balear a Soluciones de Gestión de 2,6 millones de euros por una cuestión relativa al estado de las mascarillas que en su día suministró a este organismo. El juez constata que García influyó pata que una tercera persona se pusiera en contacto con Cueto y pudieran llegar a un acuerdo.

De las conversaciones del 29 y 30 de noviembre de 2023 el magistrado deduce que Koldo García había tenido acceso a las alegaciones formuladas por Soluciones de Gestión al expediente administrativo iniciado por la administración balear. El 2 de diciembre de 2023, Cueto contacta con el exasesor de Ábalos y este le dice que había quedado con Miguel Tellado, portavoz del PP en el Congreso de los Diputados, al día siguiente.

La resolución recoge que el 4 de diciembre, Cueto informa a otro de los implicados que la administración balear no tenía intención de continuar con la reclamación iniciada a Soluciones de Gestión. «Esto era un favor que le estaba pidiendo tu vecino, él y su exjefe, y parece que el otro ha dicho que sí, porque le han dado otro favor a cambio», dice Cueto, y el juez constata que se estaba refiriendo a Ábalos.

El 7 de enero hay otra conversación telefónica donde García le dice a Cueto que «todo va por buen camino» y que utilizará «sus medios para poderlo poner en contacto». El 14 de diciembre le asegura que el asunto del expediente de las Baleares está «más que hecho».

El juez concluye que los intermediarios eran Ábalos y Jacobo Pombo, y cita también una reunión del 10 de enero al reservado de una marisquería. Este encuentro, continúa el magistrado, «tiene un especial interés por los hechos investigados», puesto que en la conversación telefónica mantenida el día anterior entre Cueto y Koldo García, el primero le pide al segundo que antes de marchar a Perú el 11 de enero le dijera algo a un tercero. García le dice que una de las cosas a tratar con una de las personas con quienes se reuniría el día siguiente, que es cuando se encuentra con Ábalos, era aquella, en referencia a las gestiones realizadas con la administración balear para solucionar la reclamación de 2,6 millones realizada a Soluciones de Gestión.

 

(Visited 48 times, 1 visits today)
Facebook
Twitter
WhatsApp

avui destaquem

Deja un comentario