Un centenar de agricultores reciben a Vilagrà en Casserres para continuar presionando a la Generalitat

La vicepresidenta se reúne con los manifestantes y asegura que hacen acciones "cada día" a favor del campo

Payeses leyendo su manifiesto ante Vilagrà

Un centenar de agricultores con unos treinta tractores han recibido la vicepresidenta del gobierno catalán, Laura Vilagrà, este viernes por la mañana en Casserres (Barcelona) para continuar presionando el ejecutivo del republicano Pere Aragonès. Vilagrà tenía programada una reunión con las alcaldías rurales de la Cataluña Central para presentar el anteproyecto de ley del Estatuto de Municipios Rurales de Cataluña y, posteriormente, a programado un encuentro con los campesinos. La vicepresidenta ha defendido que el gobierno de la Generalitat hace acciones «cada día» a favor del campo: «Tenemos una mesa que los incluye y pactamos cada uno de los términos en que desarrollamos nuestras políticas y, obviamente, ponemos a los agricultores en el centro». Los payeses han entregado un manifiesto a la vicepresidenta para reclamar «hechos y no palabras».

Así, los agricultores de la Cataluña Central han aprovechado la visita de Vilagrà en Casserres para hacer notar su malestar. Uno de ellos, Eduard Lladó, ha explicado que no quieren palabras sino hechos porque «todo el mundo echa pelotas fuera». Cree que «muchas cosas se pueden decidir desde el gobierno (catalán) o desde Madrid» y, por eso, piden a los políticos que, si hace falta, «se planten». «Si los políticos catalanes se tienen que plantar ante Madrid que lo hagan. Y si los de Madrid se tienen que plantar ante Europa que lo hagan también. El campo está harto», ha sentenciado.

Los agricultores han entregado a Vilagrà su manifiesto con una serie de reclamaciones en relación con el Estatuto de Municipios Rurales, puesto que critican que no tiene en cuenta las necesidades de la agricultura y la ganadería. «En las 42 páginas del preámbulo no sale ninguna vez la palabra agricultor, agrícola o ganadero», lamenta Eduard Lladó, uno de los concentrados. Vilagrà ha explicado que «entiende» que los agricultores se movilicen porque se encuentran en un «momento complicado». Aun así, ha manifestado que el gobierno catalán «está junto al campo y se ha demostrado, por ejemplo, con los 160 MEUR que destinaremos para hacer frente a la sequía». «Es un momento difícil y clave, y estamos junto al campo», ha destacado.

Sobre las reuniones que se han mantenido con los agricultores, tanto la del miércoles con el gobierno catalán como la de jueves con el Parlamento de Cataluña, Vilagrà cree que «no se pueden comparar». «En una ocasión había el conjunto de representación del campo escogido democráticamente con unas elecciones muy claras y, por lo tanto, no son comparables las interlocuciones», ha dicho. En todo caso, Vilagrà ha afirmado que el gobierno catalán «hace mucho tiempo que trabaja conjuntamente con los agricultores» y dice que los ponen «en el centro».

Vilagrà: «El Estatuto justamente tiene una mirada de centro en el mundo rural»
Ante las críticas de los payeses, Vilagrà ha dicho que hay que «leer el conjunto del documento» porque «precisamente lo que hace es tener una mirada de centro al mundo rural». «A menudo hemos hecho leyes que tanto servían para Gisclareny, el pueblo más pequeño de Cataluña, como para Barcelona y esto no puede ser porque es uno lastre para los municipios más pequeños», ha expuesto la vicepresidenta, que considera que el Estatuto hace «un enfoque totalmente diferente y promueve la economía de los pueblos pequeños».

Vilagrà también asegura que este documento aporta un «mecanismo de garantía rural», que significa que «cualquier normativa que se haga tendrá que incluir la mirada rural». Del total de 947 municipios que existen en Cataluña, 593 (un 62,2%) tienen una población que no supera los 2.000 habitantes y de estos, 332 (55,99%) no superan los 500 habitantes.

(Visited 58 times, 1 visits today)
Facebook
Twitter
WhatsApp

avui destaquem

Deja un comentario