Colau pide que Israel quede fuera del MWC e insta a Collboni a no saludar a las autoridades israelíes

La exalcaldesa cree que el alcalde está recibiendo "presiones" de élites para que no haya un gobierno con los comunes en Barcelona

El exalcaldesa de Barcelona y dirigente de los comunes, Ada Colau, ha pedido que Israel quede fuera del Mobile World Congress (MWC) por el «genocidio» en Palestina. En una entrevista en RTVE, Colau ha pedido a GSMA, organizadora del congreso, que no permita la presencia israelí al acontecimiento, igual que se hizo con Rusia.

En caso de que esto no pase y se mantenga, ha pedido al alcalde de Barcelona, el socialista Jaume Collboni, que «no salude» a las autoridades israelíes y no visite el estand del país, suspendiendo todas las relaciones políticas e institucionales. Colau ha añadido que la Generalitat tendría que hacer lo mismo. «Pido a las administraciones que no normalicen esta situación», ha remarcado.

Ada Colau ha recordado que con ella al frente del gobierno municipal se suspendieron las relaciones con Israel. Después de los ataques en Gaza, Colau ha considerado que es necesario «hacer todos los gestos para decir a Israel que se ha acabado, que no se puede permitir un genocidio».

Sobre el MWC, ha insistido en que Israel utiliza el dinero en este tipo de acontecimientos para «presionar» gobiernos y mantener relaciones, mientras está «masacrando» población civil. «No en nuestro nombre», ha declarado. Como en el Mobile, Colau ha opinado que tampoco se tendría que permitir la participación de Israel en el festival de Eurovisión y ha añadido que el gobierno español tendría que «presionar más» para que esto sea así.

La dirigente de los comunes ha puesto como ejemplo como Rusia quedó fuera de todo tipo de acontecimientos y relaciones cuando hubo el ataque a Ucrania: «¿Porqué se puede hacer con Rusia y no con Israel?», se ha preguntado. Colau ha lamentado el «doble rasero» y ha puesto sobre la tabla que la matanza de civiles está siendo mucho más grave en la Franja de Gaza. «Son dinero manchado de sangre y algún día tenemos que decir basta», ha finalizado.

Por otro lado, Ada Colau ha considerado que el alcalde Collboni está recibiendo «presiones» de élites para evitar un gobierno tripartido con los comunes en la ciudad, y ha reiterado que el alcalde le transmitió en enero que la primera opción era el gobierno de izquierdas, pero ha añadido que, a pesar de haber contactos, los comunes no han recibido ninguna propuesta «en firme». «Llama la atención porque han pasado ocho meses desde que le investimos alcalde», ha planteado.

La líder de los comunes en Barcelona ha dicho que es Collboni quién tiene que liderar esta propuesta y pensar cuál es el modelo de ciudad que quiere, lo que plantean estas élites o el proyecto que llevaron a cabo juntos en los últimos años. «Estamos en contacto», ha asegurado Colau. Aun así, ha insistido que ni Collboni ni el PSC les han hecho llegar ninguna propuesta concreta sobre el gobierno de izquierdas. La exalcaldesa ha asegurado que esto tiene «sorprendida» a mucha gente en la ciudad y ha recordado que si Collboni hoy es alcalde, es gracias a los votos de los comunes.

Ada Colau a lamentado que en estos ocho meses se han producido políticas «un poco erráticas», algunas en contra de los proyectos que llevaron a cabo juntos comunes y socialistas. Ha rechazado que el problema pueda ser su figura, una hipótesis que ha considerado «no tendría sentido», al mismo tiempo que ha añadido que plantear un paso suyo al lado «estaría absolutamente fuera de lugar».

Para Colau, la tesis es que aquellos que estaban molestos con las políticas que llevaron a cabo «presionan» para que Barcelona en Comú no esté en el poder. Entre estas élites ha mencionado sectores como el inmobiliario, empresas de suministros o algunos medios de comunicación. «Preferirían un gobierno PSC y Junts, no tengo ningún tipo de duda», ha dicho.

Ve un «error» el voto contrario de Junts a la ley de amnistía
En clave estatal, Colau ha considerado un «error» el no de Junts a la ley de amnistía. Ha asegurado que entiende la «preocupación» porque nadie quede fuera de la norma, pero ha planteado que ninguna ley tiene la garantía de cómo será después aplicada por todos los jueces. Por eso, ha defendido que se tendría que haber permitido la aprobación y posteriormente buscar soluciones técnicas en los problemas que pudieran surgir. «Espero que se resuelva en breve», ha manifestado.

(Visited 63 times, 1 visits today)
Facebook
Twitter
WhatsApp

avui destaquem

Deja un comentario