Laporta ‘reaparece’ con un relato mediático fantasioso y manipulado

Después de dos meses escondido, sin dar la cara durante la grave crisis en torno a Xavi, el presidente aprovecha una entrevista a medida para edulcorar y mentir como nunca sobre la realidad preocupante de una junta que no controla ni siquiera el número de socios censados

Joan Laporta

Sigue resultando sorprendente la proverbial facilidad con la que Joan Laporta es capaz de modelar mediáticamente un relato entusiasta, optimista, feliz e inmaculado del Barça de hoy, de su gestión, incluso. Y aún más sorprendente es la elevada credibilidad de un discurso que la prensa catalana, sin apenas excepciones, le compra, hace suyo y difunde como la palabra de un profeta, casi sagrada e infalible. Alucinante. Laporta viene de romper un largo silencio tras el cual se venía escondiendo desde el pasado diciembre negro, cuando el equipo se fue descolgando en la Liga y acabó la Champions desfondado, perdiendo el norte, además de cuatro millones, cayendo ridículamente ante el Shakhtar y el Amberes a pesar de haberse asegurado la primera plaza del grupo. Fue el aviso de una crisis de juego y de identidad que, nada más empezar el año, se agudizó con el baño encajado en la Supercopa frente al Real Madrid, la eliminación de la Copa en la primera curva un poco complicada y el revés impensable ante Villarreal.

El desenlace, como ya es sabido, la extraña dimisión diferida de Xavi y una victoria agónica en Montjuic sobre Osasuna, que le acabó poniendo el miedo en el cuerpo al equipo azulgrana con diez jugadores. Para Laporta, sin embargo, más que suficiente para reaparecer como una especie de salvador y de triunfador con una entrevista-masaje en RAC1 donde solo fue parcialmente sincero a la hora de formular esa paradoja espacio-tiempo sobre Xavi que habría vuelto loco al mismísimo Albert Einstein.

Xavi, para el presidente, es un entrenador al que él hubiera destituido sin dudarlo como reacción a su fracaso en la dirección de un equipo con un trazo irregular y con un rendimiento bastante por debajo de las expectativas. Pero también, por ser una leyenda barcelonista y por el bien del equipo, el mismo presidente acepta mantenerlo hasta final de temporada con el compromiso más o menos adquirido de no cesarlo, pase lo que pase. Ese fugaz tránsito por la verdad, admitiendo que echar a Xavi sería lo suyo en las actuales circunstancias, lo que en realidad esconde es la imposibilidad de mover un solo euro de un margen salarial bloqueado porque las cuentas reales del club, no el relato fantasioso y embustero de Laporta, no permite finiquitar a Xavi como sería su deseo.

Y desde luego es como para echarse a temblar ante el anuncio de que la sucesión de Xavi pasará por una solución imaginativa, ya que además Laporta no está por la labor de aceptar la llegada de un entrenador que le pueda robar protagonismo o autoridad. Por eso no le importó admitir que fue decisión suya modificar la convocatoria de Amberes y el propio plan de viaje de aquel desgraciado partido de Champions.

En cuanto a la entrevista en RAC-1, histórica porque cada una de sus afirmaciones será referencia para un futuro no tan lejano en la que la propia realidad las desmentirá y negará, nadie le preguntó, para empezar, por qué no había dado la cara como se le exigía después de cada tropiezo del equipo. La respuesta cobarde de no hacerlo también es de manual, porque siempre es mejor hacerse el muerto y esperar, como ha hecho hasta ahora, que el propio Xavi se inmole públicamente en cada rueda de prensa y que el paso de los días ayude a olvidar la semana trágica que empezó en Arabia Saudí y acabó con el descalabro ante el Villarreal.

No hace falta decir que, en esa intervención, además del recital de ciencia ficción, nadie le repreguntó como es debido ni le fueron rebatidos con datos y argumentos cada una de sus falsedades.

Como ejemplo ilustrativo, la noticia avanzada por los medios más controlados como Mundo Deportivo y Sport sobre el inminente fichaje de Lucas Bergvall (18 años), una perla prometedora del fútbol sueco, fue comentada en directo por Laporta cuando el presentador de El Món (RAC1), Jordi Basté, le comentó si no había fichado ya por el Tottenham. “No nos consta, le hemos hecho una oferta y estamos esperando respuesta”, dijo. Laporta no solo sabía de sobras que la joven estrella le había dado calabazas, sino que el Tottenham hacía horas que había anunciado oficialmente su fichaje.

La compulsión por eludir esta nueva normalidad en la que el Barça, a causa de su errática, caprichosa y nepotista dirección, no es capaz de competir ni por un juvenil, volvió a ponerse de manifiesto en esta reaparición ante los medios rebosante de inexactitudes, misterios, vacíos o lagunas insondables, como cuando afirmó haber actualizado el censo: “Hoy tenemos regularizados 130.000 socios, de los 145.000 que éramos”. Sin embargo, desde el club, a diferencia del comunicado oficial emitido a primeros de diciembre sobre el resultado del proceso, al que siguió otro dando un tiempo extra para los socios rezagados, no se han renovado los datos, de la misma forma que a partir del 1 de enero, cuando se debería haber aplicado el resultado del proceso de actualización, la directiva prefirió no hacerlo y pasar a cobro la totalidad de los carnets.

Igualmente, nada cuadra, pues según el club, al final de la prórroga añadida hasta el 30 de noviembre pasado había 110.531 socios registrados de los 141.309 llamados a actualizar sus datos, de forma que 30.770 socios se quedaban fuera. Ahora, sin embargo, el presidente asegura que en realidad el censo es de 130.000 socios sobre los 145.000 “que éramos”, lo cual es más o menos cierto de acuerdo con el dato oficial de la memoria entregada a los socios en la asamblea sobre el número de socios a 1 de enero de 2023, que era de 144.846, cifra que a su vez es superior en 3.545 socios a la suma de los reconocidos, por la junta, 110.531 identificados en el proceso de regularización más los 30.770 no identificados a 30 de noviembre.

El descontrol, la desinformación, la manipulación y el caos interno resultan irritantes y reveladores del estado del club y de esa política de comunicación absolutamente desconcertante. Según el presidente, por tanto, en diciembre, a pesar del largo puente de la Constitución y de las vacaciones navideñas, la oficina de atención al barcelonista (OAB) habría tramitado casi 20.000 identificaciones a un promedio de unas 1.176 diarias, mientras que a largo del plazo legal y oficial desde el 21 de marzo al 30 de noviembre de 2023 había sido de 539 diarios, prácticamente el doble en unas fechas que, por su naturaleza, son las más proclives a la desconexión ciudadana con el fútbol.

No existe un solo dato fiable ni comprensible de su administración que no deje entrever esa rutina laportista especializada en improvisar el relato y de contar cuentos a la medida de las necesidades mediáticas del momento y de las circunstancias, eso sí, teniendo asegurada la complicidad y la colaboración de una prensa que o se amordaza a sí misma o también juega a lo mismo, a defender y proteger prioritariamente los intereses de la presidencia y de sus tenebrosas y opacas actuaciones.

Como no podía ser de otro modo, a la pregunta sobre si había metido la mano en la caja, Laporta respondió que no. La pregunta no era la correcta, solo era una pose periodística, pactada sin duda, para quitarse de encima las obligadas interrogantes a plantearle sobre el pago de los intereses (2,6 millones) del aval de la temporada 2021-22 a cargo de su hermano Xavier Laporta, de un amigo suyo, empresario y socio israelita, y de quienes dirigen la explotación de las Barça Academy en EEUU, casualmente responsables de las giras del primer equipo por EEUU desde la llegada de Laporta. Informaciones precisas que, llevadas ante un tribunal, podrían convertirse en graves delitos penales contra la propia directiva, que no han sido desmentidas por Laporta ni desde el club y que, con imaginación, sugieren una o varias formas para que alguien pudiera meter mano en la caja indirectamente.

.

(Visited 173 times, 1 visits today)
Facebook
Twitter
WhatsApp

NOTÍCIES RELACIONADES

avui destaquem

Deja un comentario