El juez Aguirre no ve «gratuitas» las afirmaciones sobre los 10.000 soldados rusos y que Catalunya necesitaba muertos

El instructor del caso Voloh dice, en un interrogatorio a Terradellas, que Puigdemont entró "en pánico" y se marchó al maletero de un coche

Víctor Terradellas, president de CATmón
Víctor Terradellas, presidente de CATmon

El juez instructor del caso Voloh, Joaquín Aguirre, afirmó durante un interrogatorio al empresario y exdirigente de CDC Víctor Terradellas que las referencias a los 10.000 soldados rusos y a que Cataluña necesitaba muertos «no eran afirmaciones gratuitas», según difunde la ACN citando el contenido de audios publicados por el digital El Món.

La misma información añade que Aguirre rechazó que Cataluña pudiera hacerse pasar por un Estado oprimido: «Un Estado oprimido con parlamento autónomo y nivel de vida alto, hacerse pasar por oprimidos, pues necesitaban muertos». Por otra parte, dijo que Carles Puigdemont entró «en pánico» y finalmente se marchó a Bruselas «en el maletero de un coche».

En un momento de la conversación, Aguirre sostuvo que los contactos con Rusia eran «amplios» y añadió que para poder alcanzar la independencia era necesario el control del territorio y que con los Mossos d’Esquadra y el armamento actual no tenían suficiente.

Por eso, según difunde la ACN, el instructor del caso aseveró que la referencia sobre disponer de 10.000 soldados rusos, que aparece en un audio de Víctor Terradellas con Xavier Vendrell, y a los muertos para poder alcanzar la independencia no son afirmaciones gratuitas.

En ese interrogatorio, el juez se preguntó cómo pueden pensar que podía hacerse la declaración unilateral de independencia «con una deuda que no se puede ni cuantificar, un país roto», y tomando el control del territorio pacíficamente.

Terradellas declaró que solo había viajado dos veces a Rusia y el juez remachó que habían sido «muy productivas». De hecho, el juez le preguntó por un supuesto viaje de Terradellas un día antes de la declaración unilateral de independencia (DUI) y el abogado del empresario hizo constar que ese viaje fue un año después, en octubre de 2018.

En otro momento de los audios publicados, Aguirre hace referencia a la expresión «cagarse en las bragas», que Terradellas habría dicho en rerefencia a Puigdemont, y el exdirigente convergente y empresario manifiesta que es una expresión en tono coloquial que no es adecuada para el contexto en el que se encuentran, una declaración judicial, y Aguirre reitera que, en todo caso, lo que quería decir es que «le entró pánico».

«Al final el señor se marchó en el maletero de un coche porque seguiría en estado de pánico y desde Bruselas se sentía más seguro y siguió con los bitcoins«, relata Aguirre en el mismo audio.

Terradellas le respondió sobre los bitcoins, al insistir Aguirre, que no sabe nada al respecto y que su relación con el expresidente catalán se limita a felicitarle por el aniversario, recoge la ACN.

(Visited 126 times, 1 visits today)
Facebook
Twitter
WhatsApp

avui destaquem

Deja un comentario