Inspección de Trabajo detecta un 125% más de infracciones en 2022, hasta las 2.848

En el sector del transporte, el importe de las sanciones se dispara un 217% en el primer trimestre

Inspección de trabajo de los Mossos d'Esquadra

Inspección de Trabajo de Cataluña (ITC) detectó 2.848 infracciones durante 2022, cifra que supone un incremento del 125% anual en comparación con 2021, según el Departamento de Empresa y Trabajo, mientras que el número de actuaciones se elevó hasta las 4.476, una cifra que representa un aumento del 32,4% con relación a 2021. En cuanto al importe de las sanciones se incrementaron un 75,6%, hasta los 2.802.192 euros.

Por otro lado, según la Generalitat, la ITC ha intensificado los controles el primer trimestre del año en el sector del transporte con el apoyo de los Mossos d’Esquadra y el importe de las infracciones de la normativa laboral ha subido un 217%, hasta los 85.000 euros. La Inspección de Trabajo de Cataluña ha contado últimamente con expertos en informática que acompañan los inspectores en las actuaciones, donde se puede hacer un análisis más cuidadoso con el objetivo de descubrir incumplimientos de la normativa laboral, como por ejemplo en el registro de horarios.

Durante 2022, la mayor parte de las actuaciones se llevaron a cabo en el sector de la hostelería (1.000), seguido del comercio al por mayor y al por menor; de la reparación de vehículos (599); actividades administrativas y servicios auxiliares (599), de las industrias manufactureras (348); transporte y almacenamiento (340); actividades sanitarias y de servicios sociales (224) y construcción (125). Por otro lado, durante el primer trimestre de este año, la ITC ha constatado infracciones de la normativa laboral que han desembocado en sanciones de 85.000 euros en el sector del transporte, un 217% más que el mismo periodo del año pasado.

En total, el número de trabajadores afectados por el incumplimiento de las normas fue de 124 (+134,1%), que hicieron horas extraordinarias o el no cumplimiento del descanso entre jornada y el descanso semanal. La colaboración con expertos informáticos ha permitido detectar casos en que las horas declaradas no se corresponden con la realidad. Así, la Generalitat destaca el caso de una empresa donde sus trabajadores hicieron 20.000 horas y declararon solo 2.000 u otros donde se hacían horas extraordinarias mientras había un ERTE (expediente de regulación temporal de empleo) vigente o se producía cesión ilegal de trabajadores. En total, hasta el 31 de marzo, la ITC consiguió incrementar la jornada laboral a 6.554 trabajadores que hasta entonces tenían un contrato parcial.

(Visited 26 times, 1 visits today)
Facebook
Twitter
WhatsApp

avui destaquem

Deja un comentario