Riba y Jové declaran que fueron espiados con Pegasus en días políticos y judiciales muy claves

Los dirigentes de ERC reclaman que la investigación se acelere y se unifique para los 65 afectados

L'eurodiputada d'ERC Diana Riba amb el seu advocat en sortir de declarar de la Ciutat de la Justícia

La eurodiputada de ERC Diana Riba fue espiada con el software Pegasus al menos el 28 de octubre del 2019, dos semanas después de la sentencia del Tribunal Supremo sobre el 1-O, que afectaba al su marido, Raül Romeva, y mientras hablaba con su asesor europeo.

El ex alto cargo de Economía en el 2017 y también dirigente republicano Josep Maria Jové habría sido espiado al menos en marzo del 2019 y junio del 2020, cuando negociaba en nombre de ERC temas como los estados de alarma por la covid, presupuestos o la investidura del presidente español, Pedro Sánchez.

Lo han dicho ambos en su declaración en el juzgado de instrucción número 20 de Barcelona, donde han declarado este viernes como víctimas del ‘Catalangate’.

Las declaraciones han durado en total unas dos horas y han sido de las primeras de las decenas de independentistas afectados por el Catalangate.

Según el abogado de ambos, Andreu van den Eynde, esto supone el «inicio efectivo» de la investigación judicial sobre el caso, pero espera que se acelere, se acumule en un solo juzgado y los jueces instructores tengan más iniciativa propia y no pongan obstáculos.

Además, confía en que la presión política europea haga que el gobierno español tenga «ganas» de esclarecer el espionaje y desclasifique los documentos del CNI sobre la cuestión, como le pidió el juzgado. «Es impensable que no lo haga», ha dicho.

(Visited 100 times, 1 visits today)
Facebook
Twitter
WhatsApp

avui destaquem

Deja un comentario