Vox vuelve a hacer el ridículo, ahora con Meritxell Serret

Vox se caracteriza por una estrategia constante por ser el que más ataca el independentismo y la izquierda, quien más gorda se la dice, quien pide los castigos más elevados por cualquier cosa que hagan, por más desproporcionado que sea. La medida y la proporción no suelen estar entre las características del partido de ultraderecha. Pero a veces, la ignorancia sobre algunas de las cuestiones más básicas les deja en evidencia, y queda patente que lo que quieren es soltar la mayor astracanada, sin importarle nada de lo que lo rodea. El último ejemplo llegó de la mano de la sentencia del TSJC que condenaba a la consejera de Acción Exterior de la Generalitat de Cataluña, Meritxell Serret, a un año de inhabilitación y 12.000 euros de multa por desobediencia, derivado de su papel en el Gobierno del 1-O.

Al conocerse la decisión judicial, que no es firme y contra la que todavía cabe recurso, Cs y el PP pidieron la dimisión de Serret. Pero Vox, como siempre, quiso ser más. Y sin pensárselo emitió una nota afirmando que pediría a la Junta Electoral que le retirara el acta de diputada por la inhabilitación de la sentencia. Lo que no miró a Vox es que Serret renunció a ser diputada en cuanto la hicieron consejera. El ridículo fue tal que Vox retiró la nota de sus redes sociales.

(Visited 8 times, 1 visits today)
Facebook
Twitter
WhatsApp

avui destaquem

Deja un comentario