Los Mossos levantaron un control de la Guardia Civil que «perjudicó» la operación retorno

El director del Servicio Catalán de Tráfico, Ramon Lamiel, dice que la policía catalana "hizo su trabajo"

Ramon Lamiel

Un control de la Guardia Civil en la AP-7 complicó la vida a los conductores que volvían a casa después de las vacaciones de Semana Santa. Los agentes del cuerpo policial se instalaron en la autovía a la altura de l’Ametlla de Mar (Tarragona) por motivos que el Servicio Catalán de Tráfico «desconoce». Los Mossos tuvieron que intervenir para levantar el control y facilitar la circulación en plena operación retorno.

En una entrevista en El món a RAC1 este martes, el director del Servicio Catalán de Tráfico, Ramon Lamiel, ha confirmado que un control de la Guardia Civil «perjudicó» a los conductores que circulaban por la AP-7 en la zona de las Terres de l’Ebre (Tarragona). La autovía está en el punto de mira desde el levantamiento de las barreras de peaje, que la han convertido en un embudo.

El control de la Guardia Civil «se levantó inmediatamente porque los Mossos hicieron su trabajo», ha explicado Lamiel, que admite que «desconoce» porque la Guardia Civil decidió organizarlo en una jornada tan sensible para el tráfico como la operación vuelta de Semana Santa.

Más allá de este incidente, Lamiel se ha mostrado «relativamente satisfecho» por la evolución de la movilidad a las carreteras durante estas fechas, que ha acabado con menos retenciones que el año pasado.

(Visited 253 times, 1 visits today)
Facebook
Twitter
WhatsApp

avui destaquem

Deja un comentario